19 sep 2020

Ir a contenido

crisis sanitaria

No habrá escuela hasta septiembre por el coronavirus

Los centros escolares solamente podrán abrir para aquellos niños cuyos padres deban ir al trabajo a finales de mayo

El Gobierno mantiene la pruebas de acceso a a universidad del 22 de junio al 10 de julio

El Periódico

Comedor vacío en una escuela del centro de Barcelona. / EUROPA PRESS

El curso escolar y la docencia presencial no se reanudará hasta el mes de septiembre. Sin embargo, las escuelas si podrán abrir a partir de mayo para los niños cuyos padres no se puedan hacer cargo de ellos debido a su jornada laboral, para aquellos que quieran hacer repaso de foma voluntaria o para examinar a los alumos de Bachillerato que quieran acceder a la universidad. Así lo ha anunciado este martes el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en la comparecencia en Moncloa tras la reunión del Consejo de Ministros, donde se ha aprobado el plan de desescalada tras el confinamiento que ha provocado la pandemia del coronavirus.

"El curso escolar comenzará en septiembre", ha dicho Sánchez descartando la posibilidad de que los estudiantes pudieran regresar al menos unos días a sus clases este curso, un anhelo que mantenía la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.

El presidente ha concretado que en la fase 2 del plan de desescalada, que podría llegar a finales de mayo (el lunes 25), se permitirá que las escuelas abran bajo algunos supuestos. En primer lugar, podrán cuidar a los niños cuyos padres estén trabajando, aunque el aforo va ser limitado para evitar aglomeraciones y expansión del virus. En este caso los padres deberán adjuntar un justificante que demuestre la situación laboral. En el segundo supuesto, los alumnos de cursos terminales también podran acceder a las aulas de forma voluntaria para hacer refuerzo escolar, pero con un aforo del 50% de las aulas. Bajo este supuesto se incluyen los alumnos de 4º de la ESO, 2º de Bachillerato, 2º curso de Formación Profesional o aquellos alumnos que terminen enseñanzas de régimen especiales. También se va a permitir la apertura de las escuelas para alumnos con necesidades educativas especiales.

"Si estamos planteando una nueva normalidad, van a existir problemas de conciliación, porque habrá padres y madres que irán a trabajar y no tendrán la posibilidad de dejar a los niños con los abuelos, porque son un colectivo vulnerable ante el coronavirus", ha explicado Sánchez. Así pues se habilitan las escuelas para aquellos padres que no puedan teletrabajar.

Sin embargo, antes de que llegue la fase 2, los centros deberán abrir para proceder a sus desinfecciones, y para que los maestros y el personal auxiliar puedan desempeñar el trabajo administrativo y preparatorio previo. En este apartado se incluyen también las universidades y sus laboratorios.

Además, Sánchez ha mencionado que los centros universitarios tendrán permitido abrir sus puertas para acoger las pruebas de acceso a la universidad, la antigua Selectividad, que se celebrará del 22 de junio al 10 de julio de forma presencial en aulas de universidades de toda España. "Uno de los principales hitos que tenemos en nuestro país para miles y miles de jóvenes", ha definido el presidente. 

Más de 200.000 estudiantes de Bachillerato realizan cada año estos exñamenes, que antes de la pandemia estaba prevista hasta el 19 de junio en todas las comunidades autónomas. En marzo, el Ministerio de Educación y los gobiernos autonómicos acordaron posponerla unas semanas tras la suspensión de las clases presenciales.