CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Coronavirus: Las autonomías se oponen a la desescalada por provincias

Gobiernos del PP y del PSOE defienden que la desescalada se haga por áreas de salud

Sánchez, abierto a debatir el marco geográfico en la reunión técnica de este lunes

Pedro Sánchez y varios ministros, esta mañana, en la séptima reunión telemática de la Conferencia de Presidentes desde que empezó la crisis por el covid-19- 

Pedro Sánchez y varios ministros, esta mañana, en la séptima reunión telemática de la Conferencia de Presidentes desde que empezó la crisis por el covid-19-  / EFE

3
Se lee en minutos
Pilar Santos / Júlia Regué / Julia Camacho

Pedro Sánchez encontró este domingo reparos a su plan de desconfinamiento. En la séptima Conferencia de Presidentes autonómicos celebrada por la crisis del coronavirus, el jefe del Ejecutivo les explicó que los expertos que asesoran a su Gobierno sobre el covid-19 le han aconsejado que el deshielo de las medidas restrictivas se haga por provincias. La idea encontró objeciones, al menos, de los dirigentes de Catalunya (JxCat-ERC), Galicia (PP), Castilla y León (PP), Extremadura (PSOE), Aragón (PSOE) y Comunitat Valenciana (PSPV-PSOE) porque consideran que sería mejor hacerlo por áreas de salud, un marco geográfico inferior al de la provincia.

El presidente del Gobierno tomó nota de la queja y se mostró abierto a que se debata mañana en la reunión técnica que los consejeros autonómicos tendrán con el ministro de Sanidad, Salvador Illa. Sánchez quiere aprobar el plan global de desescalada el martes en el Consejo de Ministros.  

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, que fue secretario general de gestión y cooperación sanitaria de España en el primer Gobierno de José María Aznar (1996-2000), sugirió que Galicia pueda hacer la desescalada por áreas sanitarias que, en el caso de esa comunidad, son siete.

Según fuentes presentes, cuando Sánchez defendió que el avance en el desconfinamiento se haga por provincias, Feijóo pidió la palabra para solicitar que se incluya una «cláusula de salvaguardia territorial» para que las comunidades puedan tener alguna «flexibilidad».  

Siete áreas en Catalunya

El Govern de Catalunya también prefiere que las medidas se tomen por áreas (son siete, como en Galicia). Cada una se divide en ámbitos. En la región de Barcelona, por ejemplo, se incluyen tres:  Metropolità Nord (Barcelonès Nord, Maresme y los dos Vallès), Metropolità Sud (Alt Penedès, Baix Llobregat, Garraf y Barcelonès Sud) y Barcelona Ciutat. [Aquí se puede consultar la organización territorial].

Los presidentes de Extremadura y la Comunitat Valenciana, los socialistas Guillermo Fernández Vara y Ximo Puig, respectivamente, también apoyaron que se haga por áreas, aunque reclamaron que, se decida lo que se decida, el criterio sea el mismo para toda España. Su compañero de filas, Javier Lambán, presidente del Ejecutivo de Aragón, propuso «empezar a normalizar la vida» en las zonas rurales y olvidarse de las provincias, una reflexión que compartió su homólogo en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP).

La propuesta de Andalucía: bares, el 25 de mayo

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, también ha elaborado, como en Catalunya, un plan de confinamiento  que detallará en la reunión técnica del lunes su consejero de Sanidad, y que propone abrir el comercio y las peluquerías el 11 de mayo, una vez que concluya la prórroga actual del decreto del estado de alarma. Una semana después, el 18, plantea que se puedan volver a celebrar funerales, pero sin velatorios. Y el 25 de mayo, Moreno considera que se podrían reabrir bares y restaurantes, aunque siempre manteniendo las medidas de seguridad.

Noticias relacionadas

El cuadro de mandos integral que Sánchez quiere establecer para dirigir la «operación salida», como la bautizó Fernández Mañueco ayer, disgusta tanto al president de la Genetalitat, Quim Torra, como al lendakari, Íñigo Urkullu. Ambos, según contaron después ellos mismos, insistieron, sin éxito, en recuperar cuanto antes las competencias y cuestionaron la utilidad de estos encuentros dominicales con Sánchez alegando que, en las últimas ocasiones, el presidente ha comparecido horas antes para anunciar medidas sin tener en cuenta su parecer (como la de que las personas mayores podrán pasear y salir a hacer deporte probablemente a partir del día 2 demayo).

El Govern cargó contra el Ejecutivo central por ignorar su propio plan de deshielo y acusó a Sánchez de regresar al «diálogo unidireccional, de imposiciones» tras unas semanas «mucho más receptivo». Urkullu, por su parte, exigió «más criterios y menos tutelas» para abordar la desescalada y llamó a emular «el modelo de codecisión de Alemania, que comparte los criterios generales respetando los marcos competenciales en un Estado compuesto».