14 ago 2020

Ir a contenido

González Laya asegura que España está "en el centro del juego" de la UE

La ministra de Asuntos Exteriores descarta tener que acudir al fondo de rescate europeo

Afirma que en europa comienza una "dinámica de negociación" que debería trasladarse a nuestro país

Miguel Ángel Rodríguez

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, durante la sesión de control al Gobierno.

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, durante la sesión de control al Gobierno. / BALLESTEROS (EFE)

"En el centro del juego". Así ve la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, la posición que ocupa España en el debate de la Unión Europea. Tras la reunión del Consejo Europeo en el que ha participado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la responsable de Exteriores ha anunciado un "cambio de tono" en diálogo que están manteniendo los países europeos y ha señalado el "inicio de una dinámica de negociación". 

Durante las últimas semanas, las discusiones entre los 27 países europeos sobre la respuesta que debe dar esta institución a la crisis del coronavirus han saltado a la palestra. Sin embargo, González Laya ha dejado claro que la intención de España es dejar a un lado esta división entre el norte y el sur y apostar por una respuesta conjunta. "En esta crisis estamos todos en el mismo barco y nuestra responsabilidad es asegurarnos que este barco flota". Además, ha dejado claro que España no acudirá a los Meca

La ministra de Exteriores tambié ha apuntado que la misma "dinámica de negociación" que está comenzando en Europa debería reproducirse en España. Ha abogado así por uno de los pilares sobre los que Sánchez pretende erigir sus pactos de reconstrucción: la búsqueda de una posición de defensa única en UE. Horas antes, en la comisión de Exteriores del Congreso ha hecho un llamamiento a todos los partidos para tender a un "consenso"  que permita tener "una verdadera política de Estado hacia Europa". 

Los cuatro objetivos

González Laya ha asegurado que España no tendrá que acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate europeo, pese a la actual situación de crisis. En este sentido, ha informado de que Sánchez ha defendido la puesta en marcha de manera inmediata de los paquetes de medidas anunciados por el Eurogrupo que suponen una triple red para el empleo, las pymes y los Gobierno. La respuesta que ha recibido por parte del Consejo Europeo es que se harán realidad, a ser posible, a principios de junio.

Donde más discusión se ha producido es en torno a la creación "de un gran fondo de recuperación económico y social" que tenga una embergadura de entre un billón y un billón y medio de euros. La principal discrepancias es si ese dinero llegará a los países en forma de transferencias no reembolsable, como defiende España. Según argumentan, esto "evitaría el sobre endeudamiento", fomentaría la "solidaridad dentro de la familia europea" y sería beneficioso para el mercado interior. 

Además, ha explicado que en la reunión de los 27 jefes de Estado también se ha debatido sobre la necesidad de ijar unas "perspectivas financieras más ambiciosas" que garanticen la "cohesión de los territorios" y la puesta en marcha de instrumentos necesarios que sirvan para pensar en "los socios y vecios que tienen menos capacidad para salir por si solos de la crisis", como África o América Latina.