09 jul 2020

Ir a contenido

CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLÓGICAS

Encuesta CIS: El PSOE se afianzaba en cabeza antes de la crisis del coronavirus

Dos de cada tres españoles pedían medidas urgentes antes del estado de alarma

La sanidad se disparó a tercera preocupación ciudadana al comienzo del brote

Jose Rico

El Congreso de los Diputados, semivacío, durante la comparecencia de Pedro Sánchez para explicar la declaración de estado de alarma el 18 de marzo.

El Congreso de los Diputados, semivacío, durante la comparecencia de Pedro Sánchez para explicar la declaración de estado de alarma el 18 de marzo. / EFE / MARISCAL

Viene siendo habitual, con la vertiginosa velocidad a la que cambian las piezas en el tablero político español, que los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ofrezcan una fotografía desfasada de la realidad. La instantánea de marzo está especialmente desenfocada, pues la encuesta se elaboró con los primeros latigazos de la pandemia del coronavirus, pero antes de que el Gobierno decretase el estado de alarma.

Sin tener en cuenta esta medida excepcional, el CIS mantenía al PSOE con una sólida ventaja sobre sus competidores, en un sondeo que sí recoge los efectos de los primeros encontronazos entre el PSOE y Unidas Podemos en el Ejecutivo, a raíz de las leyes de igualdad y de la investigación al rey Juan Carlos.

Según la encuesta, Pedro Sánchez ganaría de nuevo las elecciones con el 31,9% de los votos, un punto más que en el barómetro de febrero, mientras que su socio Pablo Iglesias, sufriría cierto desgaste y perdería siete décimas, quedándose en el 12,9%. Los socialistas aventajan en 12,3 puntos al PP, que en este último mes también ha crecido casi un punto, hasta el 19,6% de los sufragios. La extrema derecha de Vox también ganaría fuerza y obtendría el 14,8% de las papeletas, un punto y medio más que en febrero.

En cuanto a Ciudadanos, en pleno proceso de primarias para escoger a la nueva líder, Inés Arrimdas, el partido naranja perdía un punto respecto a febrero y se situaba en el 7,2%. ERC y JxCat también retroceden: los republicanos se dejan un punto (2,4%) y los posconvergentes ceden seis décimas (1,8%).

Medidas urgentes

En este estudio se puede observar el grado de preocupación que el virus provocaba en los españoles antes de que el Gobierno tomara las primeras medidas específicas para hacerle frente. De hecho, más de la mitad de los españoles creían que el Gobierno debería informar más a la población sobre las medidas para prevenir el contagio con coronavirus antes del estado de alarma. El 57,9% de los encuestados respondieron positivamente a la pregunta de si el Ejecutivo debería informar más, frente a un 35,2% que lo hicieron negativamente.

El 64,9% ya consideraba antes del estado de alarma que se trataba de un tema tan serio como para que el Gobierno adoptase medidas urgentes aunque fuesen impopulares, y el 67,3%, que debería anticiparse y tomar medidas sanitarias estrictas.

También la mayoría de los encuestados, el 75,8%, respaldaba las cuarentenas a la población de algunos países asiáticos como imprescindibles para evitar la propagación del covid-19, y el 76,% consideraba muy peligroso viajar. Más de la mitad, el 51,4%, creía conveniente suspender eventos públicos con grandes aglomeraciones de personas.

En los primeros días de marzo, el Ministerio de Sanidad se limitó a recomendar que las competiciones deportivas con equipos de zonas de riesgo se hicieran a puerta cerrada y no fue hasta el día 9 cuando se acordaron medidas concretas para zonas con transmisión comunitaria significativa. El día 10 se contabilizaban 1.622 personas contagiadas en España.

En este contexto, el sondeo sí muestra un cambio relacionado con el covid-19. La sanidad, que en el barómetro de febrero era percibida como el séptimo mayor problema para los ciudadanos, se disparó hasta el tercer puesto al comienzo del brote del coronavirus, por detrás del paro y de los problemas económicos.

Así, el desempleo continúa como el problema que más preocupa a los españoles (59,8%), seguido de los problemas de índole económica (28,7%) y, en tercer lugar, la sanidad (19,8%), cuando un mes antes lo citaba el 15,4%. En el muestreo, cuyo trabajo de campo se hizo entre los pasados 1 y 13 de marzo, ya aparece el coronavirus mencionado como preocupación específica de los ciudadanos, aunque todavía con un porcentaje bajo (3,5%).

Sin efecto electoral

Dado que el estado de alarma no se declaró hasta el 14 de marzo, el barómetro de este mes no sirve para determinar con exactitud si la actuación del Gobierno para frenar la pandemia ha tenido algún efecto a nivel electoral. En el barómetro de febrero, el PSOE se mantenía en cabeza con una estimación de voto del 30,9%, similar a la del mes anterior y casi tres puntos por encima de su resultado electoral de noviembre.

En segunda plaza figuraba al PP con un 18,9%, perdiendo un punto respecto a enero y dos respecto a las generales, mientras que Ciudadanos subía hasta el 8,1%, por encima de la encuesta de enero y de los comicios. Unidas Podemos y Vox se mantenían en cifras similares a las del mes anterior como tercera y cuarta fuerza, respectivamente.

Teletrabajo en el CIS

Según fuentes del CIS consultadas por Europa Press, los encuestadores del centro, que se desplazan personalmente a los domicilios para preguntar a los entrevistados, pudieron realizar su trabajo antes de que se impusieran medidas de aislamiento social para contener la pandemia.

En cualquier caso, el organismo ha puesto en marcha un plan de teletrabajo y, desde el pasado día 11, todas las personas con menores y personas dependientes a su cargo ya trabajan desde sus domicilios. Para futuros barómetros, ya a partir de abril, se están estudiando todas las posibilidades para que los encuestadores y los encuestados no se expongan al covid-19.