09 jul 2020

Ir a contenido

Rufián acusa a Sánchez de llegar tarde y mal a la crisis sanitaria

"El virus no entiende de territorios, pero sí de estadísticas", alega el republicano para pedir endurecer el confinamiento

Avisa de que ERC investigará "hasta el último euro de las corruptelas con sátrapas saudís"

Xabi Barrena

Gabriel Rufián, durante su discurso en la última jornada de la investidura.

Gabriel Rufián, durante su discurso en la última jornada de la investidura. / EFE / BALLESTEROS (EFE)

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, es el que ha empleado el tono más duro contra la gestión de la crisis sanitaria por parte del Gobierno en la comparecencia de Pedro Sánchez ante el Congreso. En dos palabras, Rufián acusó a Sánchez de haber afrontado la lucha contra el coronavirus tarde y mal. “Tenemos el país en la UCI y el médico se acaba de enterar”, se exclamó.

Tras recordar que “España es el cuarto país con mayor número de infectados”, el republicano aseveró que “la demora y la incompetencia no comporta pérdida de votos, sino de vidas” y exigió a los grupos políticos que “abandonen sus miserias porque esto no va de quén lo cuenta mejor, sino de quién lo hace mejor”.

Confinar Madrid y Catalunya

“Es irresponsable ver a Madrid sin confinar o el metro de Barcelona abarrotado de personas obligadas a ir a trabajar”, señaló para recordarle a Sánchez que, en el caso de la comunidad madrileña, solo tenía que “copiar lo que había hecho China con el área de Wuhan e Italia con la Lombardía”, es decir, decretar el cierre. “Porque el virus no entiende de fronteras, pero sí de estadísticas, y Madrid y Catalunya son los dos principales focos de infectados”. En la misma línea, el portavoz republicano afeó al jefe del Ejecutivo que no atendiera la petición de la Generalitat de aislar Catalunya.

Rufián reclamó que se endureciera el confinamiento de la ciudadanía y en el capítulo económico llamó a atender a aquellos que más sufrirán la crisis económica “que seguirá a la sanitaria”, pero no  “con toques de corneta y pandereta”, en referencia al plan anunciado el martes por Pedro Sánchez.

“Menos unidad patriotera de cartón piedra y más sanidad publica. Menos guardia civil y mas recursos”, dijo Rufián, muy en su línea de mandar mensajes cortos y claros. “Espero que tras esta pandemia la derecha española y la catalana se lo piensen muy mucho antes de recortar en sanidad”. En opinión del líder republicano en Madrid, “el mejor aplauso a la sanidad es no recortar” y propuso que se destinen los fondos dedicados “al despliegue de la Guardia civil  y al Ejército a medidas paramédicas. Los hospitales no necesitan militares, sino más personal sanitario”.

En el capítulo exclusivamente económico, Rufián reclamó la moratoria general del pago de las cutotas a la seguridad social de los autónomas así como de los impuesto a los profesionales, como el IVA.

En línea con lo aprobado por un jefe de Estado “tan poco sospechosos de ser un radical irredento”,  en referencia al francés Emmanuel Macron, también demandó que la suspensión del pago de la hipoteca en algunos supuestos se amplíe al alquiler.

Aviso a la Casa Real

Rufián cerró su intervención con una advertencia al otro gran asunto que ha sacudido los cimientos del Estado, el repudio de Felipe VI a la herencia, cuando se dé, de su padre, Juan Carlos I: “Un aviso a los que han usado esta crisis sanitaria como cortina de humo: investigaremos hasta el último euro de corruptelas con sátrapas saudí sean pretéritos, eméritos o futuros”