30 sep 2020

Ir a contenido

ASESOR POLÍTICO

Cs propone convertir la JEC en un órgano sólo de jueces tras conocerse que un vocal cobraba del partido

La formación naranja quiere ya no haya cinco catedráticos designados por los partidos, sino únicamente nueve magistrados del Tribunal Supremo elegidos por sorteo

Europa Press

El exvocal de la JEC Andrés Betancor.

El exvocal de la JEC Andrés Betancor.

Ciudadanos ha apostado este martes por convertir la Junta Electoral Central (JEC) en un órgano "puramente técnico" donde ya no haya cinco catedráticos designados por los partidos políticos, sino que se componga únicamente de nueve magistrados del Tribunal Supremo elegidos por sorteo por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así lo planteará la formación naranja en una proposición no de ley que está preparando el portavoz adjunto en el Congreso, Edmundo Bal. Lo ha explicado él mismo en rueda de prensa en la Cámara baja cuando se le ha preguntado por el caso de Andrés Betancor, que fue vocal de la JEC y al mismo tiempo estuvo cobrando de Cs como asesor político.

La JEC está compuesta por 13 vocales: ocho magistrados del Tribunal Supremo, designados mediante sorteo por el CGPJ, y cinco catedráticos de Derecho o de Ciencias Políticas y Sociología, en activo, designados a propuesta conjunta de los partidos con representación en el Congreso. Bal ha recordado que así lo establece la Ley Orgánica de Régimen Electoral General para la Junta Electoral como órgano mixto.

Casos en otros partidos

En relación con esto, ha señalado que en la Junta Electoral Provincial de Madrid hay una persona propuesta por Podemos que es asesora del grupo parlamentario de esta fuerza política en la Asamblea de Madrid, y que en la de Barcelona hay un exmiembro de la Sindicatura Electoral del referéndum ilegal celebrado en Catalunya en el 2017 y actual alto cargo en el Gobierno de Quim Torra.

El diputado de Ciudadanos ha indicado que la proposición no de ley que presentarán en el Congreso, a la que espera que el PSOE pueda dar su apoyo, plantea que desaparezcan de la JEC los cinco catedráticos designados a propuesta de los partidos y que este órgano lo formen únicamente nueve magistrados del Tribunal Supremo elegidos por sorteo.

La idea es que la Junta Electoral sea "un órgano puramente técnico, solamente de expertos en Derecho", y que el número de vocales sea impar con el fin de que no haya voto dirimente del presidente, según ha detallado.