Ir a contenido

Choque entre Puigdemont y Montserrat en el Parlamento Europeo

La jefa de la delegación española del PPE le acusa de ser un prófugo de la justicia durante el debate sobre el futuro de Europa

El ex president responde que el Estado español "es el primero en recibir sanciones por no cumplir las reglas europeas"

Silvia Martinez

Rifirrafe entre Carles Puigdemont y Dolors Montserrat en el Parlamento Europeo. / EUROPA PRESS / ACN

Primer rifirrafe en el pleno del Parlamento Europeo entre el ex president catalán Carles Puigdemont y la jefa de la delegación española del PP, Dolors Montserrat. Al contrario de lo que ocurrió el martes, en que ni Puigdemont ni Toni Comín aceptaron turnos de réplica, el independendista catalán sí ha aceptado responder a la eurodiputada española durante el debate sobre la conferencia sobre el futuro de Europa. Montserrat le ha acusado de ser “un prófugo de la justicia que atentó contra el estado de derecho y robó dinero publico”. El ex president, que asumió el lunes su escaño, le ha retado a que explique “exactamente” a qué condena, juicio y delitos se refiere pero el encontronazo no ha pasado a mayores.

El breve enfrentamiento se ha producido tras una intervención en la que el político catalán ha abogado por definir el papel que jugarán los ciudadanos en la conferencia sobre el futuro de Europa. “¿Queremos que los ciudadanos sean pasivos y distantes o que su voz cuente y participen de forma directa en la democracia europea?”, ha preguntado. En su opinión, es evidente que hay una insatisfacción que recorre Europa y una base que la justifica y ha advertido de que “la alternativa no puede ser la tentación que supone el euroescepticismo”.

Palabras ante las que Montserrat ha levantado su tarjeta azul para replicar al ex president y eurodiputado en los No Inscritos mientras los Verdes/ALE deciden si le aceptan o no en el grupo. “Europa es un proyecto político basado en el Estado de derecho y el imperio de la ley, una comunidad de valores de la que España forma parte. Europa es el antídoto a su nacionalismo destructivo. Usted es un prófugo de la justicia que atentó contra el estado de derecho y robó dinero publico. Esta semana ha empezado para usted lo que más teme. Se le va a aplicar la ley. Impunidad no es inmunidad, y nadie en esta cámara esta por encima de la ley. ¿Cuando va a perder el miedo de hacer frente a sus responsabilidades?”, ha advertido.

Tercera intervención en dos días

Ante estas acusaciones, Puigdemont le ha retado a respetar las normas del Parlamento y le ha recordado que “hay una directiva que impide a los cargos públicos, especialmente si son diputados, atacar la presunción de inocencia. ¿Exactamente a qué condena se refiere, a qué juicio se refiere, qué delitos he cometido para hacer semejante afirmación?”, le ha preguntado. El ex president, que ayer intervino dos veces pero no aceptó le petición de réplica ni de PP ni de Ciudadanos, también ha asegurado que los estados “deben cumplir las leyes sí” y ha aprovechado para asegurar que el “Estado español es el primero por recibir sanciones por no cumplir las reglas europeas”.

Un minuto después de este breve encontronazo le ha tocado el turno de intervención al ex presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, que no ha desaprovechado su minuto para dejar claro su modelo de Europa. Un modelo en el que “las pequeñas patrias no sirven ni tienen que servir para destruir los estados sino para conseguir una Europa más fuerte”, en el que “referendos ilegales no son la solución” y en el que tampoco cree que “el problema de la unidad europea se resuelva con una especie de democracia representativa que vaya contra la democracia popular”.