25 feb 2020

Ir a contenido

Sánchez verá a Torra porque considera que es el 'president'

La reunión se celebrará "cuanto antes" y será previa a que eche a andar la mesa de gobiernos

El jefe del Ejecutivo asegura que buscará "la mejor" relación posible con la Generalitat

Iolanda Mármol / Juan Ruiz Sierra

Pedro Sánchez. / EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

Pedro Sánchez sabe que el primer paso visible hacia la resolución del conflicto catalán pasa por reunirse con Quim Torra y que debe hacerlo antes de que se ponga en marcha la mesa de gobiernos que ERC arrancó al PSOE en la negociación de la investidura. No es que espere un gran avance de ese encuentro, pero tras meses de desaires, bien puede considerarse la cita el principio de la etapa de diálogo con Catalunya. Frente a PP, Vox y Cs, que consideran que el jefe del Govern está "usurpando" el escaño tras la decisión de la Junta Electoral Central, Sánchez defendió este martes la legitimidad del dirigente de JxCat. "A día de hoy, el president de la Generalitat es Torra", zanjó, asumiendo que el primer paso hacia la resolución del conflicto llega con él en el cargo, aunque no sea el interlocutor más sencillo para un entendimiento y aunque esa silla pueda ocuparla otra persona en los próximos meses.  [Últimas noticias de España, Pedro Sánchez y sus ministros | Directo].

El mismo día en que el PSC se alineó con los partidos independentistas en el Parlament para blindar a Torra como diputado, el presidente del Gobierno subrayó que su determinación es tejer la mejor relación posible y que este camino comienza con este encuentro. "No tengo ningún problema. Sigue siendo el 'president' de Catalunya", defendió, para explicar que su intención es que esa reunión llegue "cuanto antes". 

La cita sigue sin cerrarse, argumentó, por las dificultades de agenda en estos días de formación de Gobierno. Sánchez está bastante ocupado: tiene que tener preparado para el Consejo de Ministros del viernes un amplio cupo de nombramientos, el próximo martes hay nueva reunión del gabinete, y ese mismo día viaja a la cumbre de Davos. 

Al margen del encaje en las agendas, el jefe del Ejecutivo dejó claro que el encuentro será antes de que la mesa de gobiernos empiece sus trabajos y recordó que "está escrito" en el pacto suscrito con ERC que esa labor comenzaría 15 días después de la formación de Gobierno. 

"La voluntad es absoluta de poner en marcha ese diálogo y tener la mejor de las interlocuciones posibles", defendió y volvió a marcarse como objetivo "resituar" la crisis catalana en el terreno de la política. "Si racionalizamos la vía política, la vía judicial no tendrá recorrido", argumentó, recordando que todo el proceso, incluido que los pactos de la mesa de gobiernos sean sometidos a una consulta a los catalanes, estarán dentro de la Constitución. "Si podemos llegar a una consulta en Catalunya es porque antes ha habido un acuerdo, y ojalá,  porque eso significaría que la crisis catalana queda resuelta", resumió. 

Coalición

Preguntado por sus sensaciones durante el primer Consejo de Ministros que ha compartido con Pablo Iglesias tras cinco años de duros enfrentamientos, Sánchez dijo sentirse cómodo.

"Después de lo que hemos firmado, y del perfil de los ministros, no tengo ninguna reserva respecto al acuerdo alcanzado con Unidas Podemos. Al contrario, me siento orgulloso. Es una coalición progresista. Todos los ministros son ya del Gobierno de España, no de un partido", aseguró.

Aún así, marcó distancias con la decisión tomada por los morados, que mantendrán como diputados a sus ministros, a pesar de la carga de trabajo que ello implica. "Tenemos una coalición de Gobierno, no una coalición de pensamiento", opinó.

El PSC avala a Torra

Mientras Sánchez comparecía en la Moncloa, el PSC avalaba en la Mesa del Parlament la continuidad de Torra como diputado acogiéndose al informe de los letrados de la Cámara que avanzó ayer EL PERIÓDICO. Fuentes socialistas ven el informe "demoledor" contra la Junta Electoral y prefieren ser "prudentes" y esperar a que el Tribunal Supremo resuelva las medidas cautelares solicitadas por Torra, para que no pueda cometerse un "daño irreparable". Ciudadanos ya ha anunciado acciones legales.