Ir a contenido

EL 18 DE DICIEMBRE

Tsunami Democràtic pide a Barça y Madrid colocar la pancarta 'Sit and talk' en el clásico

El movimiento añade que espera una respuesta los próximos días antes de emitir otro comunicado

El Periódico

Pancartas en el Barça-Real Madrid que se jugó el 6 de mayo del 2018.

Pancartas en el Barça-Real Madrid que se jugó el 6 de mayo del 2018. / JOSEP LAGO (AFP)

Tsunami Democràtic reclama al FC Barcelona y al Real Madrid que se "impliquen en un momento de excepcionalidad política" y solicita que les dejen colocar el día del clásico, el 18 de diciembre, una pancarta en las gradas y en el campo del Camp Nou con la frase: "Spain, sit and talk", el lema del que hace bandera la organización independentista.  

Tsunami afirma que "el mundo del deporte no puede ser ajeno a los problemas sociales" y añade en su comunicado que el "Estado persigue a una parte mayoritaria de la población catalana y niega la autodeterminación.


En un comunicado, el movimiento remarca que es una petición que "respeta el libre desarrollo de un partido de fútbol que mucha gente espera", y a la vez "hace visible la situación de excepcionalidad" que vive Catalunya, "reclamando el diálogo para acabar con la situación de exclusión y segregación política que sufre una parte mayoritaria de la población catalana". "Esperamos una respuesta los próximos días, antes de emitir otro comunicado", ha añadido.

"Enorme excepcionalidad" en Catalunya

Tsunami subraya que este partido "transcurrirá en un momento de enorme excepcionalidad" para Catalunya, con el Estado "persiguiendo una parte mayoritaria de la población catalana y negando por todos los medios la defensa de un proyecto político, la autodeterminación".

Según apuntan, la "persecución" toma muchas formas: "desde presos políticos, a decretos leyes que suprimen derechos fundamentales y la separación de poderes, hasta violencia policial". Asimismo, Tsunami Democràtic lamenta que el Estado "ignore" informes de Amnistía Internacional o de la ONU. "Y por si fuera poco, persigue campañas como Tsunami, enmarcadas siempre en la noviolencia, acusándolas de terrorismo", señala.