Ir a contenido

MOCIÓN DE LA CUP

Malestar en el Govern con Torrent por el pleno de la moción de autodeterminación

El presidente del Parlament ha cambiado la hora para evitar al Tribunal Constitucional

Europa Press

El presidente del Parlament, Roger Torrent, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aplauden en el acto con los alcaldes contrarios a la sentencia del ’procés’ en el Palau de la Generalitat

El presidente del Parlament, Roger Torrent, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, aplauden en el acto con los alcaldes contrarios a la sentencia del ’procés’ en el Palau de la Generalitat / LLUIS SIBILS / ACN

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y otros miembros de su ejecutivo están molestos con el presidente del Parlament, Roger Torrent, por haber adelantado a las 9.00 horas de este martes el pleno en el que se votará una moción sobre autodeterminación sin habérselo comunicado, han explicado fuentes de Presidencia del Govern.

En este pleno está prevista la votación de una moción de la CUP que pide que la Cámara reitere "su voluntad de ejercer de forma concreta el derecho a la autodeterminación y de respetar la voluntad del pueblo catalán", y que el Gobierno ya ha llevado al Tribunal Constitucional (TC).

Las mismas fuentes han transmitido su "malestar por no haber recibido ninguna comunicación formal" del cambio de hora del pleno, que ya había sido modificado, y que en lugar de comenzar el miércoles por la mañana iba a comenzar el martes a las 15.00, pero que ha sufrido un último cambio de hora y definitivamente comenzará a las 9.00.

Aseguran que se han enterado del adelanto del pleno "por algunos diputados" y critican que no se haya tenido en cuenta que hay reunión del Consell Executiu cuya rueda de prensa se ha avanzado a las 12.30 --normalmente se hace a la 13.00--, una hora que se ha fijado en una reunión de esta tarde.

Reprobación a Buch

Fuentes de Presidencia del Parlament han asegurado que sí habían explicado al Govern el cambio de hora: "Se les había avisado. Se les había informado". Las mismas fuentes recuerdan que el pleno ya se había avanzado de día por un compromiso en el extranjero del presidente de la Cámara e insisten en que esta misma tarde se ha trasladado la comunicación al Govern.

Con el cambio de hora del pleno, la moción de la CUP que también insta al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a cesar al conseller de Interior, Miquel Buch, por la actuación de los Mossos d'Esquadra en los disturbios después de la sentencia del 1-O, la disolución de los cuerpos antidisturbios de la policía catalana y la retirada de la Policía Nacional y la Guardia Civil de Catalunya, no se votará a última hora de la tarde como estaba prevista en un principio, sino a última hora de la mañana.

El Gobierno llevó al TC esta moción, pero el Tribunal todavía no se ha pronunciado, aunque podría hacerlo el martes en el pleno que el TC celebra cada quince días y tratar de anular su tramitación. Con el cambio de hora del pleno del Parlament, la moción se podría debatir y votar antes de que el Constitucional se pronuncie al respecto, y quedaría aprobada antes de una eventual anulación.

Advertencia de Ciudadanos

Cs ha presentado este lunes un escrito a la Mesa del Parlament para que el presidente de la Cámara, Roger Torrent, excluya la moción de la CUP sobre autodeterminación del pleno de este martes porque su tramitación supone "desobedecer" al Tribunal Constitucional (TC).

La formación naranja advierte a Torrent de que la moción reitera "intencionadamente" iniciativas que han sido suspendidas por el TC y recuerda que los miembros de la Mesa de la Cámara ya han sido requeridos por el tribunal para paralizar cualquier propuesta contraria a sus resoluciones.

También afirma que, si el pleno aprueba la moción como es previsible, "agravaría más, si cabe, el ya incumplido deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que contravenga lo resuelto por el Tribunal Constitucional en la que ya han incurrido los miembros de la Mesa favorables tanto a la admisión a trámite de la moción como a su posterior debate y votación".

"En consecuencia, la admisión y tramitación de dicha iniciativa supone incumplir el deber de respetar lo resuelto por el Tribunal Constitucional", alerta el escrito registrado por el vicepresidente segundo de la Cámara, Joan García, y la secretaria tercera de la Mesa, Laura Vílchez.