Ir a contenido

MUJERES EN CAMPAÑA

Carolina Telechea, la ex del PSC que se reinventó

La número 2 republicana se abrió camino en las juventudes socialistas y en el ámbito municipal del partido

El "abandono del federalismo republicano" y su despido, estando embarazada, le empujaron a dejar la fuerza

Xabi Barrena

Carolina Telechea, la ex del PSC que se reinventó

“¿Os conocéis?” De esta guisa destensaba, un miembro del equipo  del programa ‘Faqs’ , el encuentro entre José Zaragoza y Carolina Telechea entre los bastidores del plató del programa. El socialista, tendiendo la mano con una sonrisa en los labios dijo "No, encantado”. La número 2 de ERC al Congreso repuso un “Sí, y tanto”. Y es que Telechea estuvo a las ‘órdenes’ de Zaragoza cuando este era algo más que el ‘hombre fuerte’ del PSC. Cuando era el todopoderoso secretario de Organización y la calle donde se hallaba la sede del PSC se convirtió en un sujeto sintáctico que hacía temblar a más de uno. ‘Nicaragua’. De hecho, ella fue también secretaria de Organización del entramado socialista, de las juventudes del partido, en el Anoia. Muy lejos de la mirada de Zaragoza. “Y tanto que lo conozco”, sonríe Telechea.

¿Es Carolina Telechea un caso típico de paso del PSC a ERC? No. No ha formado nunca parte del llamado sector catalanista del partido, ni tampoco ha ocupado las altas esferas. Entre otros motivos, por su juventud (Igualada, 1981) En tiempos del tripartito, Telechea era una joven promesa del partido. Catalana de primera generación, con una familia paterna itinerante, el abuelo era ferroviario, y un padre nacido en Madrid que fue concejal de Santa Margarida de Montbui. Por el PSC. Una estirpe trabajadora y afín al PSOE que vio en Telechea una continuación de la tradición política, justamente en uno de los santuarios de Convergència, Igualada. La joven promesa desarrolló varios cargos, por ejemplo en el propio ayuntamiento de Santa Margarida, como coordinadora de la alcaldía. De hecho, le  llegaron a ofrecer ser candidata del partido en esa alcaldía, el 2015.

De familia socialista, la número 2 de ERC al Congreso fue secretaia de Organización de las juventudes del PSC en Anoia

Pero ya hacía tiempo que su caída del caballo, cual Pablo (o Saulo) camino de Damasco, había empezado. En lo político y sobre todo en lo personal. La sentencia del Tribunal Constitucional , en el 2010, y las actitudes del partido le llevaron a alejarse del PSC porque “el federalismo había dejado de ser su prioridad”. Algo que se confirmó, después, “con la renuncia del PSC, en el 2012, al referéndum de autodeterminación”, santo y seña hasta entonces de los socialistas.

Por aquel entonces, Telechea hubiera ido a votar a un eventual referéndum de autodeterminación y se hubiera decantado por el ‘no’. Era una firme defensora de constituir España como una república federal. Telechea se decanta ahora por la  República catalana. “Soy socialista y estoy por la independencia”, afirma. Ahora afirma que “no reconoce” a su antiguo partido, “ni a Miquel Iceta”.

Y en lo personal, Telechea se quedó ampliamente decepcionada cuando, siendo coordinadora del alcalde de Santa Margarida, se quedó embarazada. Y durante la gestación fue despedida. “Cómo  puede un partido de izquierdas, que dice defender a los trabajadores y dice ser feminista puede hacer eso?” se pregunta aun hoy Telechea. Ganó el caso en los tribunales.

El dinero logrado lo empleó en abrir su despacho profesional.  Telechea es abogada.Derecho civil y penal.

La llamada de Junqueras

Su acercamiento a ERC fue paulatino. Aquí un debate, allá unas jornadas. Hasta que le ofrecieron encabezar la lista de ERC a las municipales por Igualada. Estuvo en la oposición, con un alcalde, como no, convergente, Marc Castells, hasta que un día Alba Vergès le dijo: “Junqueras te llamará esta noche”. Y poco antes de cenar sonó el móvil. “Hola, sóc l’Oriol Junqueras”. Era la primera vez que hablaba con él. Y en esa conversación, no especialmente larga, el presidente republicano le pidió que se integrara en la lista republicana al Congreso. “Y lo que más me desconcertó” rememora la diputada, es que le encargara “hacerse cargo de los asuntos económicos”. No entró en el Congreso en primera instancia, pero sí cuando Ester Capella fue nombrada ‘consellera’, en el 2018.

Seguramente Junqueras debía conocer la laboriosidad de  Telechea y su capacidad de estudio. Al menos eso dicen quienes la conocen. También de su don de gentes. Cuentan en el partido una cena de honor en el Congreso se sentó al lado de un notable del PP y, al final de la cena, el popular se giró y soltó a otro comensal: “Es de Esquerra, pero es maja esta chica”.