01 abr 2020

Ir a contenido

LA FIRA DE GIRONA

Los CDR ocupan unas horas el Ayuntamiento de Girona por la cancelación parcial de las fiestas

Los jóvenes, que se han instalado en una de las salas principales del consistorio, han salido de forma voluntaria y pacífica sobre las 7 de la tarde

Efe

CDR ocupen l’ajuntament de Girona. 

CDR ocupen l’ajuntament de Girona.  / Glòria Sánchez/iconna

Decenas de jóvenes de los CDR han ocupado sobre las 14.30 horas el Ayuntamiento de Girona por la decisión de cancelar por razones de seguridad los conciertos y los estands de entidades cívicas y sociales que se instalan con motivo de las fiestas patronales que comienzan este viernes, a causa de las protestas contra la sentencia del 'procés'.

Los jóvenes que han entrado en el Ayuntamiento, que han salido de forma voluntaria y pacífica sobre las 7 de la tarde, se han instalado en una de las salas principales del consistorio y, a través de las redes sociales.

La protesta tiene su origen en la decisión del grupo municipal al frente del consistorio, el PDeCAT, de suspender algunos de los actos de las fiestas patronales, en concreto, los conciertos y la instalación, en una zona denominada de la Copa, de los estands de entidades cívicas y sociales de Girona.

Los jóvenes consideran que con esta decisión se criminaliza a la juventud al responsabilizarla de posibles altercados, ya que otros actos del programa de fiestas se mantienen.

El balcón del Ayuntamiento acoge, a las nueve de esta noche, la lectura del pregón.

"De espaldas a las entidades"

El líder de la oposición en el consistorio, Lluc Salellas (Guanyem Girona), ha manifestado este viernes a través de su perfil en Twitter que la decisión de cancelar los estands se ha tomado "de espaldas a las entidades, sin argumentos de fondo y ha sido ampliamente rechazada por la sociedad civil, social y política".

Salellas había anunciado también que los concejales de su formación se ausentarían del balcón de autoridades durante el pregón por todos estos motivos.

Otros partidos, como Cs, han exigido que se hiciese público el coste de la supresión de los estands o barracas y habían expresado su oposición a la decisión del equipo de gobierno.

El PSC ha denunciado "falta de previsión", aunque considera que, "como mínimo", la seguridad de todo el mundo tenía que garantizarse.