24 oct 2020

Ir a contenido

esta madrugada

La UB suspende las clases en la Facultat de Dret tras una actuación de los Mossos

Los estudiantes sostienen que agentes ha identificado a los jóvenes que se habían quedado a dormir en el centro mientras que la universidad niega que entraran

La policía asegura que se ha desplazado hasta el edificio al recibir un requerimiento por "daños en un bar"

El Periódico

Entrada de la Facultat de Dret de la UB

Entrada de la Facultat de Dret de la UB / FERRAN NADEU

El Deganat de la Facultat de Dret de la Universitat de Barcelona (UB) ha suspendido las clases de este miércoles después de los incidentes que han tenido lugar en la madrugada y a primera hora de la mañana tras una actuación de los Mossos d'Esquadra. Los estudiantes han comunicado, mediante las redes sociales, que la policía catalana ha identificado a los jóvenes que se habían quedado a dormir en el centro para "pedir la suspensión de clases y el posicionamiento de la UB". Más tarde, en un nota, el cuerpo desmiente este dispositivo y asegura que se ha desplazado hasta la facultad tras recibir un requerimiento por posibles daños en un bar del edificio.

Por su parte, la UB, mediante un comunicado, explica que los Mossos han pasado por delante de la facultat cuando un grupo de personas llevaba mobiliario urbano a las puertas del edificio y, debido a esto, la patrulla se acercó. La nota afirma que los agentes no entraron en ningún edificio de la Facultat de Dret "ni se ha producido ninguna confrontación violenta entre estudiantes y policía" y que "para evitar problemas de seguridad que pueden poner en peligro la integridad física de personas y de material, la UB ha decidido cerrar la Facultat de Dret y suspender toda la actividad académica durante el día de hoy".

Movilización "constante" y protesta

Antes, la asamblea de Dret y Polítiques ha publicado también un comunicado para reclamar la suspensión de las clases hasta que se acaben las movilizaciones contra la sentencia del 'procés' e insta a la UB a suspender también las actividades evaluables.

La asamblea quiere que la universidad favorezca la movilización "constante" y considera que no se puede reanudar la actividad habitual en los campus mientras tienen compañeros que "han perdido un ojo, son vejados y golpeados brutalmente, o detenidos".

Este mediodía decenas de estudiantes del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) han cortado sobre las 14.30 horas la Gran Via de les Corts Catalanes, a la altura del edificio histórico de la Universitat de Barcelona (UB), en protesta por la sentencia del 'procés'.  Los jóvenes también protestan porque se siente "criminalizados" por los actos de protesta que están protagonizando, según la misma fuente. Los manifestantes reclaman que la UB suspenda las clases y garantice la evaluación única para "poder seguir con la lucha en las calles".  Por otra parte, desde media mañana una treintena de estudiantes se encuentra en el vicerrectorado de la UB situado en el edificio histórico, con el objetivo de presionar al equipo rector para que ceda a sus peticiones. 

Sin embargo, el rector de la UB, Joan Elias, ha hecho un llamamiento a la calma, al respeto y a "la responsabilidad de todos para defender la universidad pública y que el conflicto que estamos viviendo no entre en la aulas". En una entrevista telefónica con Efe, Joan Elias ha pedido "serenidad y reflexión a todos los estamentos" para "preservar la universidad pública y el derecho a dar y recibir clases con normalidad". Asimismo, Elias ha instado a los estudiantes a que entiendan que "la lucha política y las manifestaciones no están reñidas con la formación, la actividad universitaria y las clases". Por ello, la UB "no suspenderá las clases" ha afirmado el rector, como respuesta a la petición de parar la actividad lectiva formulada por los estudiantes. 

"Las aulas son de todos"

Por otra parte, tras el anuncio de la suspensión de las clases, un grupo de estudiantes de la UB se han concentrado a las puertas con gritos de "las aulas son de todos". Fernando Villalba, de la asociación 'S'ha acabat', ha explicado que se han llegado a juntar más de cien jóvenes que consideran que "es una vergüenza" y una "vulneración" de derechos de los estudiantes y de la libertad de cátedra, y lamentan que la universidad '"legitime" y "haga efectiva" esta "coartación" de derechos.

A primera hora de la mañana, en el Campus Mar de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) se había formado una barricada para evitar el acceso de estudiantes y profesorados. Sin requerir la intervención de los Mossos, que solo han pasado por delante, la barricada se ha desmontado y estudiantes y profesores han podido continuar con la actividad habitual en este campus y también en el resto.