Ir a contenido

Entrevista

Forcadell: "No tuvimos empatía con la gente que no es independentista"

La expresidenta del Parlament pide "calma y reflexión" y que los presos no estén en el centro del debate

"Lloré al ver la violencia en la calle, no con la sentencia", reconoce

ACN

Carme Forcadell, expresidenta del Parlament.

Carme Forcadell, expresidenta del Parlament. / EFE

La expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha hecho autocrítica este lunes, una semana después de haber sido condenada a 11 años y 6 meses de prisión por el Tribunal Supremo. "Se debe hacer una lectura realista de lo que pasó. Quizá hicimos una lectura precipitada. Se aprende de los errores más que de los éxitos. Si entonces hubiéramos hecho una buena lectura no nos habríamos puesto nunca un calendario. Lo más importante no es el calendario", afirmó Forcadell en una entrevista en Catalunya Ràdio desde la cárcel de Mas d'Enric.

En la misma línea, la expresidenta de la Cámara catalana ha reconocido que se equivocaron en el trato a los no independentistas: "No tuvimos empatía con la gente que no es independentista y que tal vez no se sintió justamente tratada. Hay mucha gente que no es independentista que defiende las libertades y los derechos fundamentales y que si los haces elegir entre España y Catalunya, eligen España"

Asimismo, Forcadell explica en la entrevista que ha llorado al ver las imágenes de "violencia en la calle" de los últimos pero que, en cambio, no lo hizo cuando conoció la condena de 11 años y 6 meses de prisión del Tribunal Supremo. "Hay que condenar enérgicamente, inmediatamente, sin paliativos", ha añadido. Lo ha dicho en una entrevista en Catalunya Ràdio, en  la que Forcadell hace un llamamiento a la calma y hacer una "reflexión profunda" a pesar de la dureza de la sentencia. [Sigue aquí  las últimas noticias en directo tras la sentencia]

En este sentido, defiende que los presos no pueden estar en el centro y que "hay que mirar por el bien del país". En cuanto a la sentencia, Forcadell lamenta que el juicio no haya servido de nada.

"No me reconozco en los coches quemados. Nunca jamás tiene justificación. Nunca. La historia ha triunfado con movimientos pacíficos, de desobediencia civil pacífica, más que con movimientos violentos. La no violencia no es solo por convicción, que también, y siempre, sino por eficacia ", ha defendido Forcadell.

Momento de reflexionar

Ante la situación actual, la expresidenta del Parlamento llama a hacer una "reflexión profunda" y diseñar el futuro. "Si no nos calmamos, esta lectura no la podemos hacer y tenemos que seguir adelante", ha avisado. Forcadell cree que los líderes independentistas encarcelados no pueden estar en el centro ni ser moneda de cambio. Y ahora, dice, es momento de pensar racionalmente porque "las emociones no dejan razonar bien".

En cuanto a la ANC, la expresidenta de la entidad cree que debe volver a sus orígenes y no debe hacer política ni convertirse en un partido político. Según Forcadell, debe volver a ser un "espacio donde confluían personas de ideas absolutamente diversas que compartían la defensa del derecho de autodeterminación, de una manera unitaria, en un momento en que se pedía unidad a los partidos" .

Forcadell relata momento en que los funcionarios del Tribunal Supremo le comunicaron la condena y explica que ella preguntó primero si le habían caído 10 años de prisión porque consideraba que era la cifra "más dura y el peor escenario". Está convencida de que la han condenado no por ser presidenta del Parlament sino por ser presidenta de la ANC y haber organizado las manifestaciones independentistas masivas de los años 2012, 2013 y 2014.