Ir a contenido

DISTURBIOS TRAS LA SENTENCIA DEL 'PROCÉS'

Cuatro personas pierden un ojo por proyectiles de la policía en Barcelona

El Servicio de Emergencias Médicas ha atendido a un total de 579 personas en toda Catalunya

Tres agentes, uno muy grave, se encuentran ingresados como consecuencia de las agresiones

J. G. Albalat

Policías ante los manifestantes en la plaza Urquinaona

Policías ante los manifestantes en la plaza Urquinaona / MANU MITRU

Cuatro personas han perdido la visión de un ojo a raíz de las pelotas de goma o foam lanzados por agentes de los cuerpos policiales durante los altercados ocurridos desde el pasado lunes en Barcelona. Fuentes sanitarias han informado este domingo que un joven ingresado en el hospital de Sant Pau es la cuarta víctima de estos proyectiles, que se suma a los dos heridos el viernes y a otro que resultó lesionado en el aeropuerto de El Prat. [Sigue las últimas noticias de Barcelona y Catalunya en directo.]

El Servicio de Emergencias Médicas (SEM), por su parte, ha atendido a un total de 579 personas en toda Catalunya. De los ingresados, una joven que estaba en estado muy grave en el Vall d'Hebrón ha pasado a grave (tiene un traumatismo craneoencefálico), mientras que ha empeorado la salud del policía que se encuentra en el hospital de Sant Pau.

La 'consellera' de Salut, Alba Vergés, ha señalado este domingo en una entrevista a la emisora RAC-1 que se ha constatado "un cambio de dimensión" respeto al número de heridos. Hasta este sábado se registraron un centenar de lesionados por noche, mientras que ayer la cifra se rebajó a 14, de los que 13 siguen hospitalizados.  Respeto a las personas que han padecido una lesión ocular, ha explicado que "médicamente no se puede corroborar" que estas heridas sean por el impacto de una pelota de goma pero afirmó que "es evidente lo que está pasando estos días".

Policías lesionados

Tres agentes de la Policía Nacional siguen este domingo ingresados en diferentes centros hospitalarios de Barcelona como consecuencia de los altercados violentos de esta semana; uno de ellos en estado muy grave en la UCI, otro grave y un tercero pendiente de operación por diferentes fracturas.

El agente que se encuentra muy grave sufrió un traumatismo cranoencefálico durante los disturbios de la madrugada del viernes y permanece todavía en la UCI del Hospital Vall d'Hebrón, aunque ha experimentado una cierta mejoría en las últimas horas, según han explicado Efe fuentes de este cuerpo.