Ir a contenido

PRESENTACIÓN DE MÁS PAÍS EN BCN

Errejón sostiene que sería una "locura" votar al PSOE o Unidas Podemos

Geraldes asegura que Sánchez quiere construirle "como independentista" pero mantiene que no lo es

Viejo culpa a ERC de la entrada de Vox en el Congreso: "Pesará en la consciencia de Rufián"

Júlia Regué

Juan Antonio Geraldes, candidato por Barcelona e Íñigo Errejón, líder de Más País.

Juan Antonio Geraldes, candidato por Barcelona e Íñigo Errejón, líder de Más País. / ROBERT RAMOS

Íñigo Errejón se hizo esperar. Un centenar de personas ponían al límite su paciencia tras 45 minutos de retraso. Se excusó y fue recibido con una ovación a su llegada a los bajos de una finca (convertidos en un 'coworking') que fue víctima del acoso inmobiliario en la calle de Floridablanca de Barcelona. 

El líder de Más País visitaba este domingo por primera vez la capital catalana luciendo esta etiqueta, y lo hacía con dos propósitos claros: dar un espaldarazo a su candidato por esta circunscripción, Juan Antonio Geraldes, y ofrecerse como una oferta progresista capaz de llegar a acuerdos con el fin de sortear los reproches de los ‘comuns’ por querer librar batalla en el feudo de Ada Colau

En un mitin de precampaña relajado, Errejón se dirigió a los votantes "hartos" del PSOE y Unidas Podemos, partidos a los que tachó de "culpables del bloqueo", y cargó contra la "irresponsabilidad" y el "crimen" que supone una repetición electoral: "Sería una locura pensar que votando a las formaciones culpables del bloqueo se va a salir del bloqueo. Si alguien no quiere que se repita el bochornoso espectáculo de este verano tiene que votar diferente", aseveró. Ante la inminente sentencia del ‘procés’, quiso dejar claro que le parece "desproporcionada e inútil" una condena por sedición porque, de confirmarse, este fallo "no acerca el entendimiento y el diálogo", sino que se convierte en un "castigo o humillación" que aleja una solución política.

En la misma dirección, descartó su plácet a otro 155 porque "nadie ha demostrado que sirva para algo": "No se usa como instrumento constitucional, sino como una porra contra otros", arguyó.

A su juicio, las derechas esperan la sentencia ansiosas porque usan una sociedad "deshecha" por la desigualdad para "cohesionarla usando el anticatalanismo". "¿Cuál es el pegamento que quieren usar? Catalunya. Necesitan la confrontación permanente. Ya les va muy bien el bloqueo político", añadió.

Geraldes se defiende

"[Pedro] Sánchez quizás querría construirme como independentista, pero es que no lo soy", clarificó Geraldes, después del alud de críticas por haber concurrido a las municipales en una candidatura en la que había la CUP. En su primer discurso como postulante, clamó en favor de la "soberanía" y defendió que los jueces "no pueden solucionar problemas políticos".

Por su parte, el número tres de la lista, Raimundo Viejo, expuso su propia diagnosis de los últimos hitos del 'procés' y culpó a ERC de las elecciones del 28-A por no haber apoyado los presupuestos y, por ende, de la entrada de la extrema derecha en el Congreso de los Diputados. "Es un hecho que pesará en la consciencia de [Gabriel] Rufián", zanjó.