Ir a contenido

Iglesias y Errejón intercambian pullas por el límite salarial de Más País

El líder morado acusa a su excompañero de no regular su salario y este lo niega

El candidato de Unidas Podemos asegura que quiere gobernar y que todavía le queda mecha

Miguel Ángel Rodríguez

Pablo Iglesias, en la última jornada de la investidura.

Pablo Iglesias, en la última jornada de la investidura. / DAVID CASTRO

La relación entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón está en el punto de mira. El candidato de Más País evita hablar del que fuera su compañero alegando que la ciudadanía está cansada de que la política se reduzca a los problemas entre políticos y el secretario general de Podemos dice que no hay que entrar en los asuntos internos de otras formaciones. Sin embargo, ambos líderes han intercambiado reproches velados este miércoles a raíz de la limitación salarial de los dirigentes de Más País. 

En una entrevista en Radio Cable, el candidato de Unidas Podemos ha comentado que ha dado la orden a su equipo de no atacar a Errejón con los problemas internos para no caer en el "oportunismo". Pero, momentos más tardes, criticaba ciertos aspectos de Más País escondiéndolos en una defensa del juego limpio que, dice, impone en su formación: "Hoy había mucho revuelo en muchos grupos de Telegram porque salía la noticia de que Más País no se limitan el salario y aceptan donaciones privadas y yo les decía a los compañeros: 'oye esto es perfectamente legítimo'. Nosotros no tenemos que imponer a ninguna formación política que hagan lo mismo que nosotros y no entremos ahí". 

La respuesta de Errejón no se ha hecho esperar. El candidato de Más País ha publicado un mensaje en su cuenta de Twitter donde asegura que sí se ha impuesto un límite salarial. "No participaremos del ruido, pero sí dejamos las cosas claras", subraya el político madrileño antes de aclarar que han fijado "el mismo límite salarial" que han tenido siempre y que también tienen impuesto los dirigentes de Más Madrid. 

Gobernar antes de la Universidad

El secretario general de Podemos ha reconocido que quiere gobernar antes de regresar a su trabajo como profesor universitario. Después de haber sido el candidato morado a cuatro elecciones generales -contando las del próximo 10-N- y a unos comicios europeos, Iglesias no ha descartado que esta vaya a ser la última vez que su nombre encabece las papeletas de Unidas Podemos. "Quién sabe", ha respondido sobre su continuidad en la política antes de aclarar que su deseo es gobernar antes de regresar a la universidad. 

"Me gustaría volver a dar clase y dedicarme a proyectos comunicativos, pero antes de eso me gustaría gobernar", ha asegurado en una entrevista en Radio Cable. Así, el candidato morado ha explicado que "cuando se gobierna empieza un reloj diferente". Además, el líder morado se ha mostrado confiado en que todavía le "queda mecha" para rato.

Preguntado por quién será su relevo al frente del partido, si Irene Montero o Ada Colau, el político madrileño ha asegurado que esa decisión corresponderá a la militancia. No obstante, ha asegurado que habrá "un proceso de feminización de las dirigentes" de la formación morada: "Creo que vamos a avanzar". Hace unos meses, la 'número dos' de Podemos ya dejó claro que el recambio de Iglesias tenía que recaer en manos de una mujer: "El siguiente secretario general de Podemos tiene que ser una mujer".