Ir a contenido

Entrevista a Oriol Junqueras

Oriol Junqueras: "No queremos humo ni simbolismo vacío"

El líder de ERC rechaza negociar con el Estado sin una amnistía para "anular la causa contra el independentismo"

Considera que el ataque que se lanza desde Madrid no es solo contra los catalanes sino "contra la propia democracia"

El Periódico / Europa Press

Oriol Junqueras en una imagen del 2017.

Oriol Junqueras en una imagen del 2017. / AFP

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, se mantiene firme en su idea de avanzar hacia la independencia con pragmatismo. En una entrevista concedida a Europa Press, Junqueras destaca que  su partido solo apoyará las respuestas a la sentencia del 1-O que sirvan para avanzar hacia la independencia: "ERC solo dará apoyo a aquellas propuestas que nos ayuden a avanzar de verdad hacia la república".

"No queremos humo ni simbolismo vacío, queremos ganar de manera definitiva. Venimos de muy lejos y queremos culminarlo", ha destacado Junqueras. Para él, la mejor respuesta será la que "genere más consenso y permita fortalecer las instituciones catalanas en un momento en que precisamente serán atacadas".

"Esto puede tener diferentes propuestas, pero nosotros estaremos al lado de la que sea mayoritaria entre todos los actores", afirma. El líder de ERC confiesa que, desde la cárcel, está informado de las negociaciones que mantienen los partidos para consensuar la respuesta a la sentencia, y confía en los miembros de ERC que participan en estas negociaciones.

Oriol Junqueras no quiere desvelar la opción que su partido prefiere, pero sí ha valorado algunas propuestas que se han puesto sobre la mesa en los últimos meses, como constituir un Govern de concentración con los comuns y la CUP, una idea que ambos partidos ya han rechazado.

Sobre esta posibilidad que han planteado algunos dirigentes republicanos como el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, Junqueras ha defendido que es una propuesta que fortalece las instituciones: "Nos hace más fuertes. Hay varias propuestas en las que nos tenemos que encontrar, todas ellas tienen que coincidir en un hecho capital, haciéndonos más fuertes institucionalmente y más útiles a nuestra sociedad", comenta de forma contundente.

El exvicepresident de la Generalitat cree que "el Govern de concentración nos hace más fuertes y Aragonès lo plantea apelando a su responsabilidad con los ciudadanos ante un Estado cada vez más demofóbico. Es difícil pero a la vez explorable", ha dicho.

Preguntado sobre si avala que en una respuesta a la sentencia se ejerza la desobediencia institucional, Oriol Junqueras considera que "Debemos obediencia a nuestros conciudadanos. En cualquier caso, nosotros tendremos que hacer aquello que sirva para avanzar de verdad", y ha alertado de que, según él, el Estado ya ha demostrado que puede poner en riesgo las instituciones catalanas con el 155.

Y admite que eso es algo que "no puede volver a pasar. Hay un bien a preservar y son los ciudadanos de este país y sus instituciones. El 155 no es un ataque contra los independentistas, sino contra toda la ciudadanía de nuestro país piensen lo que piensen", ha dicho."Y estamos hartos de que se nos amenace desde Madrid, pese a que les deja en evidencia porque es la demostración de que no les importan los ciudadanos de este país", recrimina en la entrevista.

El mecanismo de la aministía

Otra propuesta planteada desde el independentismo es reivindicar la amnistía de los presos soberanistas, si son condenados por el TS, algo que Junqueras comparte porque cree que es "el mejor mecanismo" para devolver el conflicto a la política.

Oriol Junqueras ha advertido de que, si no hay un mecanismo como la amnistía, no podrá haber una negociación con el Estado: "Si no conseguimos el mecanismo para anular la causa general contra el independentismo difícilmente podremos entrar en una fase de negociación para alcanzar una solución política del conflicto. Tenemos que devolver el conflicto político a la política, la amnistía es el mejor mecanismo".

Sin embargo, los comuns ya han manifestado que prefieren reformar el Código Penal, porque creen que no ven viable que un Gobierno del PSOE acepte amnistiar a los dirigentes independentistas que puedan ser condenados, ante lo que Junqueras replica: "También nos decían que nunca podríamos hacer el referéndum y lo hicimos".

Después de dos años del 1-O las cosas siguen enquistadas. Junqueras considera que el mandato que se recibió del 1-O "es la semilla de la libertad, probablemente el momento fundacional" y una jornada que lo cambió todo, aunque constata que no sirvió para lograr la independencia, por lo que cree que será necesario buscar un nuevo momento.

"Si hace falta, habrá nuevos 1 de octubre porque lo que es seguro es que los catalanes ya no renunciaremos nunca al derecho a decidir. Lamentablemente, el referéndum no nos ha permitido ganar la independencia como muchos querríamos, pero nos hemos ganado una soberanía a la que no renunciaremos nunca. Hará falta un nuevo momento refrendario", afirma el dirigente republicano.

Confianza en los ciudadanos

Para él, si la sentencia no es absolutoria, no solo será un ataque contra los acusados, sino "contra todo el pueblo de Catalunya, lo será contra la misma democracia", por lo que está convencido de que la reacción de la gente será masiva, cívica y pacífica.

Por eso, espera que la respuesta al TS aglutine a diferentes actores, no solo del independentismo, y cree que se puede lograr sin que nadie renuncie a nada: "Ante la represión feroz, los demócratas se unirán mucho más allá de las diferencias que pueda haber, como hicimos el 3-O. No es cuestión de renunciar a nada, sino de sumar".

Además, confía en que la gente saldrá a la calle para responder al fallo del TS: "Los ciudadanos y ciudadanas siempre han estado allí donde ha sido necesario, nunca han fallado. Nunca. No tengo ninguna duda de que la ciudadanía estará siempre".