Ir a contenido

"no cumple los requisitos legales"

La Fiscalía recurre el permiso de salidas de Urdangarin para hacer voluntariado

Considera que no deberían permitirse hasta noviembre y recuerda que su aislamiento fue voluntario

El juez de Vigilancia prohíbe que se comunique o reciba visitas durante su volunariado sin permiso

Ángeles Vázquez Juan José Fernández

Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo.

Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo. / ENRIQUE CALVO (REUTERS)

La Fiscalía de Valladolid ha recurrido la decisión del juez de Vigilancia Penitenciaria que autorizó al marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, realizar un voluntariado fuera de la prisión de Brieva (Ávila) en la que cumple una condena de cinco años y 10 meses por el 'caso Nóos'. La impugnación se ha conocido el mismo día que el juzgado se ha visto obligado a aclarar que tiene "terminantemente" prohibido cualquier comunicación, telefónica o por whatsapp o skype, mientras esté en el centro Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

La fiscalía argumenta que Urdangarin no cumple la cuarta parte de su condena hasta dentro de un par de meses, el 28 de noviembre, y, aunque este no sea un requisito imprescindible para el permiso que se le ha concedido, debe tenerse en cuenta, porque supondrá un "escenario más flexible" que le permitirá disfrutar de otros beneficios penitenciarios, como los de salida ordinarios. 

Explica que no fue Instituciones Penitenciarias quien le sometió a un "aislamiento" de carácter "forzoso", sino que el exduque de Palma lo eligió "voluntariamente" al decidir cumplir condena en Brieva, donde es el único varón. Insiste en que, además, recibe visitas "habitualmente"; practica ejercicio en sus propios aparatos, porque los del centro "no se ajustaban a sus necesidades físicas"; ha realizado tres talleres "con un aprovechamiento excelente", y se ha matriculado en "distintos cursos externos".

Dejar las cosas claras

El juez de Vigilancia recuerda que el marido de la infanta está clasificado en segundo grado y sus comunicaciones y visitas deben ceñirse al Reglamento Penitenciario. Realizará las comidas en el centro y solo saldrá para acompañar a las personas a su cargo por las inmediaciones.

El director del Hogar Don Orione, Francisco Sánchez, había dicho que Urdangarin podría salir cuando quisiera, hablar por teléfono y recibir visitas. Sus palabras preocuparon en Interior y entre funcionarios y educadores de cárceles, que no suelen ver condiciones tan laxas de cumplimiento de penas. Fuentes penitenciarias consultadas por EL PERIÓDICO matizaban que el Don Orione tendrá que informar del trabajo del exduque, y que un incumplimiento del Reglamento Penitenciario "pondría en peligro la autorización judicial"