Ir a contenido

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL PARLAMENT

Roger Torrent: "Descartar elecciones se contradice con pedir un referéndum"

"El Govern de concentración es la mejor respuesta al nuevo ciclo que se abre tras la sentencia del 1-O"

"ERC tendría que transitar hacia un esquema donde unos se encargan del partido y, otros, del Ejecutivo"

Xabi Barrena

Entrevista a Roger Torrent, presidente del Parlament de Catalunya / JORDI COTRINA / ZML VÍDEO

¿Le está costando mucho al independentismo hallar un nuevo relato vertebrador?

El relato es exactamente el mismo y es el del derecho a decidir.  Hay una mayoría de catalanes que quieren decidir su futuro y aún no han tenido respuesta del Estado. El referéndum es inevitable. Y es evidente que las sentencias abren un nuevo ciclo político, de acumulación de fuerzas que nos deben de permitir hacer el referéndum, que es la aspiración de los catalanes del 2017, del 2019 y del futuro.

En su opúsculo 'Reunim-nos', Carles Puigdemont pide crear una dirección "aliada" que no hubiera permitido, por ejemplo, que en las municipales de Barcelona JxCat y ERC hubieran ido en listas separadas.  La unidad de listas es enemiga de poder superar el 48% de voto independentista?

Mi objetivo es la independencia. A veces confundimos los objetivos y se agarra la unidad electoral como dogma. Hay una mayoría secesionista que se debe de coordinar, pero también hay otra mayoría soberanista y aun otra más amplia que lo que desea es una solución democrática al conflicto. Tenemos que hallar las fórmulas que permitan coordinar estas tres mayorías que son concéntricas. Y ampliarlas. 

Confrontación democrática y diálogo ha sido el binomio del verano. ¿Comparte la llamada que hizo Quim Torra este jueves en Madrid a la resistencia y la desobediencia civil?

Se crean falsas dicotomías. Apelar constantemente a la confrontación nos empequeñece y confiar solo en la buena voluntad del Estado para sentarse a negociar es caer en la ingenuidad. Cualquier solución concreta pasa por tener en cuenta dos premisas. La primera es que tenemos que mantener la determinación y toda la presión  democrática que podamos. Y, al mismo tiempo, no debemos abandonar nunca la bandera del diálogo. Porque la solución será democrática. 

Y sabiendo que ni este Gobierno, ni el anterior, ni, parece, el que pudiera salir de unas eventuales elecciones el próximo 10 de noviembre abordarán la autodeterminación de Catalunya, ¿sobre qué bases se dialoga?

Es obvio que hay un intento del Estado y del PSOE de cronificar el conflicto catalán y no hacer nada por abordarlo desde la raíz. Es una evidencia. Tenemos que ser capaces de generar todos los incentivos que hagan que al Estado le salga más a cuenta políticamente negociar este referéndum que cronificar el conflicto. Y nuestros instrumentos son la movilización social y nuestra capacidad de incidencia en la gobernabilidad del Estado. 

Voces posconvergentes le acusan de esquivar la confrontación. Esgrimen como ejemplos la no investidura de Puigdemont y su suspensión como diputado. ¿Tienen, usted y ERC, la legalidad vigente como límite para la confrontación con el Estado?

ERC lleva 88 años luchando por la república. No tenemos que demostrar nada ni golpearnos el pecho. Nuestra hoja de servicio es evidente. Y nosotros pensamos que el mejor recorrido para llegar a este objetivo final es dar pasos que sean efectivos. La gesticulación no sirve si no abre un escenario de futuro, si no  nos acerca al objetivo político. ¿Y que es ser efectivo en una investidura? Que el investido pueda tomar posesión y gobernar. Que fortalezca la institución. 

Propuso usted un Govern de concentración, como antes había hecho Pere Aragonès. Viendo las reacciones de Torra a uno y otro, ¿se siente bajo la lupa de la posconvergencia?

No. Yo me siento en la obligación de hacer propuestas, Esta  está sobrevolando el universo independentista desde hace meses. Yo le doy contenido. Con una agenda republicana que se basa en políticas sociales y, también compartiendo un discurso antirepresivo. Este Govern de concentración es la mejor solución para el inicio de la nueva fase pos-sentencia. 

¿Y un Govern cuatripartito, con tres fuerzas de izquierda pero donde el que lidera es de centroderecha, sería efectivo?  

Quien piense que, en este momento histórico tras la sentencia, no será apelado por el mero hecho de no formar parte de un Executiu se equivoca y mucho. No es una foto. Para fortalecer las instituciones cabe reproducir la foto del 3-O.

Ada Colau no participará en la Diada porque no se siente apelada por la convocatoria.

Repito. Todo el mundo se sentará ante el espejo.

¿Cree, como Joan Tardà, que el 'procés' solo avanzará si lo lidera ERC, por ser la única bisagra entre bloques?

ERC es un instrumento al servicio de la multiplicación de la base electoral. No un fin en sí mismo. Como dice [Oriol] Junqueras, nosotros queremos parecernos lo máximo posible a la sociedad que representamos.

Junqueras dijo que "ningún demócrata puede descartar una votación". ¿Coincide?

Hombre, sería contradictorio. Si se pide un referéndum y se descartan otras urnas... A los demócratas las urnas nunca nos dan miedo. Al contrario.  

Si se avanzan las elecciones se abrirá la duda de quién es el candidato de ERC. ¿Optará a serlo?

Junqueras es el candidato de ERC. Pero no quiero tratar de ingenuo a nadie. Si se confirma la inhabilitación, dentro del partido hay mucho talento. También  femenino. Yo estoy siempre al servicio del partido. 

Cree que podría haber pacto entre el PSC y JxCat en el Govern? 

Cualquier futuro Govern debería tener muy presente la agenda republicana. Si hay un acuerdo que no lo comparte, ERC no participará de él.

¿Aplicaría el 'modelo PNV' a ERC? Es decir, un candidato y un líder de la fuerza política.

Hay un esquema de partido ideal que se parece bastante a eso. Sin poner nombres. Una parte de la organización se dedica a hacer funcionar al partido y otra destina sus esfuerzos a las instituciones. Habría que ir caminando hacia un esquema así.

Si hay nueva sesión de investidura de Pedro Sánchez, ¿ERC mantendrá su  abstención?

Veremos. No sabemos si habrá otro debate. La irresponsabilidad de Sánchez hace que hoy haya una incertidumbre total. Dicho esto, ERC debe de hacer la misma reflexión que ya hizo en julio. Es evidente que Sánchez no hace nada por resolver el conflicto con Catalunya. Pero al mismo tiempo, ERC debe pensar qué es lo que más le conviene al independentismo. Conviene más un Gobierno en minoría o el riesgo de ir a elecciones y a un Gobierno de tripartito ultra. 

¿Este debate genera tensión en el seno de ERC? Hay quien pide una votación interna sobre la investidura

No. Es obvio que ERC es cada vez más grande y caben más matices. Pero los debates se canalizan por sus cauces. ¿Urnas? La fórmula puede ser cualquiera: el consejo nacional, la dirección del partido o cualquier otro mecanismo, pero siempre escuchando la militancia.