Ir a contenido

LA ENCRUCIJADA CATALANA

La abstención de ERC detiene una ILP para declarar la independencia

Los republicanos alegan defectos de forma y abren un nuevo pulso con JxCat

Xabi Barrena Júlia Regué

El hemiciclo del Parlament vacío

El hemiciclo del Parlament vacío / FERRAN SENDRA

Nuevo pulso y sesión de patadas bajo mesa (de hecho, la Mesa del Parlament) entre JxCat ERC. Los republicanos frenaron este martes en el órgano de dirección de la Cámara catalana una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por el que, de conseguirse las 50.000 firmas preceptivas, hubiera planteado en el hemiciclo la posibilidad declarar unilateralmente la independencia de Catalunya. Los dos miembros de ERC en la Mesa se abstuvieron e hicieron inútiles los votos de los dos posconvergentes ante la oposición de Cs y PSC.

El texto de la ILP calca la declaración que JxSí y la CUP firmaron el 10 de octubre del 2017 después de que el entonces president, Carles Puigdemont, suspendiera la proclamación de la independencia. El documento apuesta por la constitución de la república catalana y la entrada en vigor de la ley de transitoriedad jurídica, y pone en copia las leyes de desconexión aprobadas en el Parlament y suspendidas después por el Tribunal Constitucional. 

ERC, en un primer momento, alegó motivos técnicos para abstenerse. Así, según los republicanos, esta iniciativa supone "incumplir la ley sobre las ILP aprobada por el Parlament" porque la normativa vigente "limita el ámbito de actuación a las competencia estatutarias".

Horas después, el presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, fue mucho más claro. "No es técnicamente posible declarar la independencia con una ILP y, además, políticamente no tiene sentido", aseveró. Afirmó también que no pensaban gastar energías, ni hacérselas perder a la ciudadanía que debería recoger y acumular las firmas, en un "gesto cara a la galería". "Estamos por buscar, de manera unida, un ‘nuevo octubre’ que nos permita no solo declarar la independencia, que ya lo está, sino ejercerla", añadió.

El republicano se mostró desafiante con los posconvergentes. "El señor Costa [vicepresidente primero del Parlament, de JxCat] lo que seguro que está a punto de hacer es copiar el texto de la ILP en una hoja con el membrete de su fuerza y entrarla en el registro. Si lo hacen, que seguro que lo harán", insistió de manera irónica y mordaz, "lo discuteremos y trataremos de conseguir que con eso se pueda ejercer la independencia". 

Fuentes de ERC consultadas por este diario se mostraron más que convencidos de que los posconvergentes no entrarán el texto como propuesta legislativa. Según estas fuentes, el movimiento de JxCat iba destinado a desgastar a los republicanos entre el electorado más híperventilado. Fuentes posconvergentes descartan ejercer tal maniobra porque "no tiene el consenso suficiente" ya que no ha sido avalada por la ANC ni por Òmnium

Hay que recordar que el propio Oriol Junqueras dictó, con ocasión de la fallida investidura de Puigdemont, la orden de que se cesara en arriesgar cargos públicos del partido. Y la cabeza de  Torrent, uno de los posibles candidatos a la Generalitat que se barajan en la sede de la calle de Calàbria, es una pieza cotizada para sus rivales de JxCat.