Ir a contenido

Rufián tilda de "fascismo 'cool'" una entente PSOE-Cs

Da por imposible que el tripartito de diestras sumen para gobernar

Asevera que Sànchez vivirá más cómodo con un pacto con los 'naranjas'

Xabi Barrena

Gabriel Rufián, este sábado en Vilanova i la Geltrú.

Gabriel Rufián, este sábado en Vilanova i la Geltrú. / ACN

El candidato efectivo de ERC, Gabriel Rufián, ha retomado este sábado la campaña después de la "histórica", ha dicho, rueda de prensa del presidente de los republicanos, Oriol Junqueras, desde el centro penitenciario Madrid. En Figueres, el diputado republicano ha proseguido su cruzada contra el voto del miedo por el peligro de un eventual Gobierno de derechas. Un voto 'útil' que las encuestas capitaliza el PSOE, en todo el Estado y por el que también pugna ERC en Catalunya.

“Ese miedo no es real. El tripartito de derechas no suma. No sumará” aseveró Rufián tratando de situar el debate en otras coordenadas que no fueran el de las dos Españas, como ocurriera en las campañas de 1993 y 1996, con José María Aznar y Felipe González.

Frente a ese miedo “no real”, Rufián opuso otro que, según él, sí tiene visos de convertirse en realidad, el del pacto PSOE con Cs. “Aparentemente no dan tanto miedo como Vox porque no van a caballo y no llevan pistola” dijo en referencia a la estampa casi de ‘Polònia’ del líder ultra, Santiago Abascal, pero se trata de “un fascismo ‘cool’”. Es decir, un fascismo con glamur, o al menos no tan asilvestrado como el que ofrece Vox, que acomete los temas de campaña con la sutilidad de un gorila con una hacha.

Según Rufián, ese pacto PSOE-Cs, de dos de los tres facilitadores de la aplicación del aetículo 155, en otoño del 2017, es el que desean los poderes económicos, simbolizados en “Florentino Pérez y Patricia Botín”.

Diálogo con el PSOE

“Nos preguntan qué haremos en el Congreso”, siguió Rufián, “y la respuesta es ‘depende’. Depende de que Pedro Sánchez nos encontremos, el de la chupa de cuero que sse peleó contra los poderes mediáticos para hacerse con el PSOE, el que abrió el puerto de Valencia al barco de rescate de migrantes en el mediterráneo ‘Aquarius’ o bien al que ha tenido secuestrado al ‘Open Arms’” se preguntó.

“¿Con qué PSOE” habrá que lidiar, se inquirió el republicano, “con el de  José Antonio Fernández Tapias o con el de Josep Borrell?” y sobre todo, enfatizó para cerrar el turno de preguntas al aire: “Alguien cree que un Gobierno entre PSOE será bueno para los derechos sociales y civiles? Qué será positivo para las pensiones y la igualdad de oportunidades?”