Ir a contenido

Casado invoca la gestión de la economía del PP para alejarse de Vox

El candidato conservador dice que su partido sabe hacer frente al "drama" que deja la izquierda

Intenta atraer el voto también a los "socialistas avergonzados" por los socios independentistas de Sánchez

Pilar Santos

Pablo Casado, en un mitin en Alicante, el sábado 20 de abril.

Pablo Casado, en un mitin en Alicante, el sábado 20 de abril. / EFE / Manuel Lorenzo

Pablo Casado ha cruzado el ecuador de campaña recordando la experiencia de gobierno del PP y vendiéndose como la "única alternativa" ante Pedro Sánchez. El líder del PP, con un tono más tranquilo que en los días previos gustó a sus asesores, según admitieron este sábado por la mañana pocos minutos después de un acto en Alicante. Le han recomendado  bajar el tono agresivo y esta jornada lo consiguió. Es difícil, les dice, porque en un mitin a veces cuesta "encontrar el aplauso". Casado invocó la fiabilidad y la seriedad que considera que tiene su partido, una manera de contraponer el largo recorrido del PP con el de Vox, la formación que amenaza con quitarle centenares de miles de votos por el extremo derecho.

A los electores que están pensando en votar a los ultras o a Ciudadanos y a los que dudan (que rozan el 40%, según las encuestas), les aconsejó que se fijen en la gestión del PP en las últimas décadas y comprueben que, pese a encontrarse "el drama que deja siempre la izquierda", tanto José María Aznar como Mariano Rajoy mejoraron la economía. "Los demás que sigan gritando, nosotros seguimos con nuestras propuestas. Somos un partido serio, fiable", aseguró en el auditorio de la Diputación de Alicante ante casi dos mil personas. Casado avisó de que hay "una recesión en camino" y denunció que el Gobierno del PSOE está ocultando esas "luces rojas". Según el aspirante conservador a la Moncloa, Sánchez lleva en "modo avión toda la legislatura" y le "importa un bledo España" porque solo quiere "los oropeles del poder".

Ayudas para los jóvenes 

Casado dedicó buena parte de sus 40 minutos del mitin de la mañana, en Alicante, a explicar propuestas como la "mochila austriaca", para implantar un fondo de capitalización en el que empresas y trabajadores aportan una cantidad de manera regular, y destacó la necesidad de recuperar la ayuda de 430 euros para los jóvenes, "compatible con el salario", para potenciar la Formación Profesional dual. Este sistema promueve que los alumnos, a la vez que aprenden un oficio en una escuela, una empresa o en la Administración cobran un sueldo. 

Por la tarde, en Almansa, a 50 kilómetros de Albacete, insistió en la necesidad de "hablar de economía". "Que otros hablen de Franco, de casta, de clases, nosotros hablamos de lo que sabemos. ¿Con qué preocupaciones os vais vosotros a la cama? ¿Estás pensando en la guerra civil o en el trabajo que no tiene tu hijo?", exhortó al auditorio, más de mil personas reunidas en el Teatro Regio. 

Casado agradeció a los votantes del PP que siguen pensando en apostar por ellos "después de años muy complicados" y también apeló "a los que se fueron y están deseando una excusa para volver".  "Somos el valor seguro", exclamó, antes de enumerar todas las propuestas que ha planteado durante toda la campaña. Parece decidido a sacar brillo al eslogan "Es la economía, estúpido", con la que Bill Clinton ganó a George Bush padre en 1992.