10 jul 2020

Ir a contenido

ELECCIONES GENERALES 2019

Podemos presenta su programa para hacer cumplir la Constitución

Iglesias reta a los partidos autodenominados "constitucionalistas" a debatir las medidas para aplicar la Carta Magna

Los morados plantean una reforma fiscal que, en una legislatura, permita recaudar 40.000 millones de euros más

Miguel Ángel Rodríguez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y las diputadas moradas Ione Belarra y Sofía Castañón

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y las diputadas moradas Ione Belarra y Sofía Castañón / DAVID CASTRO

El secretario general de PodemosPablo Iglesias, regresó a la actividad política hace dos semanas con la Constitución en la mano. Ahora, los morados han presentado su programa electoral en un formato muy similar al de la Carta Magna. En un pequeño libro que recoje las principales propuestas de cara a las elecciones generales, se enumeran algunos de las artículos de la Constitución, seguido de una serie de medidas para que se cumplan.

"Hemos querido diseñar nuestro programa de Gobierno como un programa de estricta aplicación de los artículos que protegen a la gente", ha explicado Iglesias. En este sentido, ha acusado, como ya hiciera en otras ocasiones, a PP y Cs de utilizar la Constitución como un "arma arrojadiza" que lanzar contra el resto de partidos. "Invitamos a los autodenominados constitucionalistas a debatir con nosotros sobre cuáles son las mejores propuestas para que estos artículos se cumplan", ha afirmado.

Reforma fiscal

Una de las principales propuestas que ha defendido Iglesias ha sido la reforma del sistema fiscal para que cumpla con los "principios de igualdad y progresividad". Tras la lectura del artículo 31.1 de la Constitución, el líder de Podemos ha señalado algunas medidas como la recuperación de 60.000 millones de euros del rescate bancario, la creación de un impuesto para las grandes fortunas, eliminar los paraísos fiscales interiores en forma de privilegios o impulsar la Tasa Google y la Tasa Tobin

Los morados esperan que esta reforma de los impuestos permita reducir la brecha fiscal con la Unión Europea a la mitad en el plazo de cuatro años y tasan el aumento de ingresos en unos 40.000 millones de euros.  No obstante, apuntan que este incremento no irá dirigido a reducir el déficit público sino a sostener las inversiones sociales más importantes.