Ir a contenido

LOS PRESUPUESTOS CATALANES

"Del #pressingCUP al #pressingComuns"

Albiach cree que ERC y los posconvergentes reproducen la estrategia negociadora que usaron con los anticapitalistas

Fuentes de los 'comuns' consideran que no hay voluntad real de pactar del Govern de buscar su apoyo

Roger Pascual

La diputada de los ’comuns’ en el Parlament, Jéssica Albiach.

La diputada de los ’comuns’ en el Parlament, Jéssica Albiach.

Catalunya en Comú Podem tiene la sensación de estar reviviendo con la negociación de los presupuestos el asedio al que ERC y los posconvergentes sometieron a los anticapitalistas hace tres años para investir a Artur Mas.

"Vivimos el #pressingCup' y ahora el #pressing Comuns -ha señalado Jéssica Albiach este martes, en referencia a las reacciones provocadas por la decisión de los 'comuns' de suspender la negociación presupuestaria-. Algunos van más con la calculadora en la mano que pensando en el país". En concreto, la líder de Catalunya en Comú Podem en el Parlament ha acusado a ERC de tener "miedo de aprobar una reforma fiscal". 

Los 'comuns' ya dieron por hecho que no habría presupuestos a mediados de diciembre. "Tenemos la sensación de que nos quieren usar de excusa para no afrontar los problemas no resueltos en temas como sucesiones o IRPF", señalaban entonces fuentes de los 'comuns'. Una sensación que siguen teniendo. Pese a ello, aceptaron seguir reuniéndose con el Govern para hablar sobre las cuentas catalanas hasta que el pasado domingo dieron de nuevo por finiquitada la opción de aprobar los presupuestos. Pese al sonoro portazo, como ya ocurrió en diciembre, siguen dispuestos a aprobar las cuentas de Quim Torra si ven voluntad real del Ejecutivo catalán de negociar. 

"Cuando Pere Aragonès haga los deberes que me llame y volveremos a retomar las negociaciones", ha comentado Albiach, que ha explicado que desde que llamó al vicepresidente del Govern para decirle que rompían la baraja no ha habido nuevos contactos.

Elsa Artadi ha reclamado a los 'comuns' que se retome la negociación de los presupuestosLa 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern ha asegurado que el Govern les ha facilitado toda la información necesaria y diversas contrapropuestas. "Esperemos que se retomen [las negociaciones], que no condicionen lo que puede suceder en otra cámara como el Congreso, entendemos que nos hemos de subordinar, hacemos esta apelación, aquí la situación es diferente, y en los otros presupuestos no ha habido ninguna reunión de trabajo", ha asegurado la 'consellera'.

Artadi ha negado discrepancias internas en el Govern sobre los presupuestos, después de que el portavoz de JxCat, Albert Batet, pidiera responsabilidad a ERC este lunes. "Hay sintonía hasta ahora. Lo que se ha de emplazar es a la responsabilidad de todos”, ha asegurado la portavoz.

Las políticas sociales como ejemplo

Los 'comuns' habían puesto como estandarte las políticas sociales. La propuesta de inversión en el de Departament de Treball, Afers Socials i Famílies aumenta 352 millones respecto al presupuesto del 2017. Pero, como señalan fuentes de los 'comuns', a nivel global la partida para este departamento son unos 3.200 millones cuando en noviembre de 2018 ya se habían ejecutado 3.100. "No solo se están revertiendo los recortes del 2010, que era nuestro objetivo, sino que nos piden prácticamente avalar unos presupuestos que son prácticamente los mismos que hemos rechazado en dos ocasiones". En este sentido ponen el ejemplo de que en la atención a la infancia solo se aumentan 50 millones, cuando el año pasado ya se habían ejecutado 39,3 más. En un contexto en el que, recuerdan, se prevé que la realidad de los menores extranjeros no acompañados (menas) vaya en aumento, ya que el Govern prevé que  más de 5.500 de estos menores lleguen a Catalunya este año. "No han venido a negociar, no. Están lejísimos de nuestra propuesta y de las necesidades del país".

Para la Renta Garantizada de Ciudadanía reclamaban 200 millones más para acercarse a los 500 que prometió en su día la 'exconsellera' Dolors Bassas cuando se aprobó en el 2017. El aumento de 55 millones que propone el Govern es prácticamente lo que se ha gastado en 2018 (43 millones extras a 30 de noviembre), algo que los 'comuns' consideran "insuficiente", argumentando que tenía que ser una medida "progresiva" y que, además, este año se han rechazado más de un 70% de las solicitudes. Y añaden que, en dependencia, el mejor ejemplo es que no se destine ni un euro a residencias. "Es un trágala o que no quieren aprobar los presupuestos", reflexionan desde los 'comuns'.