Ir a contenido

Oriol Pujol entra en la cárcel de Brians 2

El hijo del 'expresident' ingresa en el centro penitenciario para cumplir dos años y medio de prisión

El exdiputado fue condenado por el cobro de comisiones ilegales para favorecer a empresarios amigos

J. G. Albalat

La sentencia dio a conocer que Oriol Pujol, hijo del ex presidente Jordi Pujol, utilizó su influencia política para favorecer a empresarios afines y cobrar comisiones ilegales. / ALBERT BERTRAN / EFE VÍDEO

Oriol Pujol Ferrusola ha ingresado este jueves, a las 16 horas, en el centro penitenciario de Brians 2, en Sant Esteve de Sesrovieres para cumplir la condena de dos años y medio de prisión impuesta por el cobro de comisiones ilegales para utilizar su influencia política em beneficio de empresarios amigos y el intento de amaño de adjudicaciones de ITV. El exdiputado es el segundo miembro de la familia del 'expresident', Jordi Pujol, que ingresa en una cárcel. El primero fue su primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, por el caso que instruye la Audiencia Nacional por la fortuna oculta en extranjero de la saga, pero fue como medida cautelar al no haberse celebrado todavía el juicio. 

El exdiputado ha ingresado en Brians 2 de forma voluntaria, esta vez para cumplir la condena, y después de decidir con su abogado, Javier Melero, que no recurriría el auto de la jueza de la Audiencia de Barcelona que denegó la suspensión de la pena a cambio de trabajos en beneficio de la comunidad. La resolución sostenía que los hechos cometidos por el exdipurado "son muy graves", al haber utilizado su cargo político para su propio interés, y su actuación supuso un "ataque muy importante" al Estado de derecho.

El condenado ha accedido a la cárcel como es habitual en los ingresos voluntarios. Dentro de la prisión, ha sido conducido al módulo de ingresos, donde los funcionarios le han tomado las huellas dactilares, le han hecho una foto y se le ha practicado un registro integral en una sala adecuada. Si llevaba alguna pertemencia prohibida en un centro penitenciario, como dinero y móviles, se le ha requisado para guardarlas en un depósito.

Tras estos trámites burocráticos, el hijo del 'expresident' ha sido conducido a una de las celdas del módulo de ingreso. Allí será visitado, en primer lugar, por el médico y después por otros profesionales del equipo de tratamiento. El objetivo: conocer su situación, establecer sus necesidades y decidir el departamento más adecuado. En esta elección se tendrá en cuenta que es la primera vez que entra en un centro peniteciario. Esta proceso puede durar unos cinco días, pero normalmente se completa en dos. 

Los primeros pasos

El Reglamento Penitenciario establece que la cárcel dispone de un máximo de dos meses para hacer una propuesta de clasificación. Es decir, el régimen penitenciario que distrutará y que irá modificándose a lo largo de su estancia en la prisión. Es la junta de tratamiento del centro quien eleva su propuesta de clasificación a la Direcció General de Serveis Penitenciaris de la Generalitat, que es quien toma una decisión definitiva, aunque el preso puede recurrirla ante la justicia.

En la clasificación en tercer grado inicial, lo que supone la semilibertad y poder acudir solo a dormir a la prisión, influye de manera especial la satisfacción por parte del condenado de la responsabilidad civil fijada en la sentencia, según fuentes penitenciarias. En el caso de Pujol, ya ha sido pagada. Si se le otorga el segundo grado (es el habitual sino es peligroso) puede tener permisos a partir del cumplimiento de una cuarta parte de la condena. No obstante, no es automático, sino que está relacionado con la evolución del recluso, su conducta en el centro y otros criterios, como el apoyo familiar, el trabajo y el domicilio.

El hijo del 'expresident' estaba trabajando como comercial en una empresa y tiene una situación familiar estable. Por lo tanto, su situación juega a su favor para lograr el segundo y el tercer grado. Es decir, podría empezar a salir de la cárcel en unos meses para ir a trabajar.

Temas: Oriol Pujol