Ir a contenido

PLENO

El Parlament declara "antidemocrática y antisocial" la Constitución

La CUP saca adelante la moción con el apoyo de JxCat, ERC y los 'comuns'

El Periódico

El diputado de la Cup Vidal Aragones rompe una bandera en la UAB durante un acto  antifacista en la universidad.

El diputado de la Cup Vidal Aragones rompe una bandera en la UAB durante un acto  antifacista en la universidad. / EFE / ALEJANDRO GARCÍA

El hemiciclo catalán ha proclamado este martes que la Constitución tiene un carácter "antidemocrático y antisocial", un texto impulsado por la CUP que ha cosechado el apoyo de JxCatERC y los 'comuns', ante la negativa de CsPSC y PPC.

La moción lo justifica refiriéndose concretamente a la designación "hereditaria" del jefe del Estado -y que este último "fue proclamado rey de España por las Cortes franquistas"-, al "no reconocimiento del derecho a la autodeterminación", a la misión de las Fuerzas Armadas de "defender la integridad territorial y el ordenamiento constitucional", al mantenimiento de los "privilegios" de la Iglesia, a la "priorización del pago de intereses de la deuda a la garantía de derechos socioeconómicos de la ciudadanía", y a la imposibilidad de "otras formas de organización socioeconómica que no sea el capitalismo".

Asimismo, señala que la Constitución, la Ley de Amnistía y los denominados Pactos de la Moncloa constituyeron "los acuerdos y normas que configuran la denominada Transición, sin que los mismos fuesen garantía de los derechos democráticos, sociales y nacionales" del pueblo de Catalunya. También manifiesta el apoyo a los presos soberanistas, a los dirigentes independentistas en el extranjero y a las movilizaciones previstas el viernes contra el Consejo de Ministros en Barcelona, pese a que en este punto los 'comuns' se han abstenido.

El texto inicial incluía varias exigencias al Govern sobre políticas "de carácter democrático, soberano y social", como establecer un salario mínimo de 1.200 euros en los contratos de la Generalitat y garantizar la enseñanza gratuita, pero este punto ha sido rechazado por los votos en contra de JxCat y ERC.

En el último punto aprobado, el Parlament expresa "todo el apoyo a los presos políticos, a las personas exiliadas y a todos los miles de personas represaliadas por parte del aparato del Estado español, por haber defendido el derecho a la autodeterminación".

Los grupos de la CUP y el PSC han mantenido un cruce de acusaciones y descalificaciones en el transcurso del debate de la moción, después de que el diputado socialista Ferran Pedret haya acusado a la CUP de enviar "comandos" a realizar pintadas en algunas sedes de su partido. Esta afirmación ha sido respondida por el diputado de la CUP Vidal Aragonés, que ha asegurado que "los únicos comandos de los que tengo constancia son los que su partido organizaba con el GAL, que mataban a personas, y por los cuales fueron condenados dos dirigentes del PSOEJosé Barrionuevo y Rafael Vera".

Aragonés ha defendido que tener soberanía es que la población catalana pueda decidir en qué tipo de sociedad quiere vivir y "rechazar el régimen del 78", y ha expresado su apoyo a las movilizaciones previstas para el viernes contra el Consejo de Ministros.