Ir a contenido

CAUSA POR REBELIÓN

El Supremo revisará su competencia sobre el 'procés' el 18 de diciembre

El alto tribunal señala la vista en la que las defensa volverán a plantear que el juicio se celebre en el TSJC

El Constitucional resolverá esta semana los recursos presentados en el mismo sentido por tres de los acusados

Ángeles Vázquez

Los tres magistrados del Tribunal Supremo que compusieron la vista del ’caso Nóos’. De izquierda a derecha: Andrés Martínez Arrieta, Manuel Marchena y Miguel Colmenero.

Los tres magistrados del Tribunal Supremo que compusieron la vista del ’caso Nóos’. De izquierda a derecha: Andrés Martínez Arrieta, Manuel Marchena y Miguel Colmenero. / ÁNGEL DÍAZ (EFE)

El Tribunal Supremo revisará su competencia para juzgar a los líderes independentistas catalanes acusados de rebelión, sedición, malversación o desobediencia el próximo 18 de diciembre, en la vista en la que estudiará los artículos de previo pronunciamiento presentados por las defensas para intentar que el juicio se celebre en el Tribunal Supremo de Justicia de Catalunya (TSJC) y no en Madrid.

Una vez resuelta la alegación de los acusados, si finalmente es rechazada, conforme al criterio que ha mantenido por el alto tribunal desde que admitió a trámite la querella fiscal que dio origen al procedimiento, las defensas dispondrán de 10 días para presentar sus escritos de calificación en los que pedirán la libre absolución de sus representados, al considerar que no cometieron delito alguno por llamar a votar en un referéndum, aunque hubiese sido anulado por el Tribunal Constitucional. 

El Supremo, que ha rechazado reclamar al TSJC las querellas y autos que solicitaban las defensas para defender la declinatoria de jurisdicción que plantean, tiene la intención de comenzar a celebrar el juicio del 'procés' en enero o como tarde a principios en febrero

Por su parte, el Tribunal Constitucional abordará esta mañana los recursos de algunos de los acusados en relación con la competencia del Supremo para juzgar la causa. Son las impugnaciones que se prevén más fácil de resolver de la treintena interpuesta.