Ir a contenido

TRAS LAS CARGAS EN GIRONA Y TERRASSA

Buch: "No me temblará el pulso para echar a los agentes de la Brimo"

El 'conseller' de Interior admite que "algunas de las actuaciones no siguieron el protocolo"

"Las imágenes no se ajustan a los principios de una policía democrática", dice

El Periódico

Imágenes de las cargas en Girona, grabadas por los Mossos. / FOTO: GLÒRIA SÀNCHEZ (MOSSOS)

El 'conseller' de Interior, Miquel Buch, ha admitido este viernes irregularidades en "algunas de las actuaciones" de los Mossos d'Esquadra de este jueves al reprimir las protestas de grupos antifascistas contra actos de Vox en en Girona y Terrassa. Las cargas se saldaron con 2 detenidos y 19 heridos y han generado la petición de dimisión de Buch por parte de la CUP. En una entrevista con 'El matí de Catalunya Ràdio', Buch ha declarado: "Algunas de las actuaciones de ayer no siguieron el protocolo. Y en el caso de que la resolución del expediente lo acabe concluyendo, no me temblará el pulso para echar a los agentes de la Brimo (acrónimo de Brigada Mòbil, la unidad antidusturbios de los Mossos)". [Sigue las últimas noticias de los Mossos en directo.]

Minutos después, en 'Els matins de TV-3, el 'conseller' ha reconocido que "las imágenes no se ajustan a los principios de una policía democrática y se tomarán decisiones si ha habido mala praxis. Hace falta saber por qué, qué, cuándo y cómo, y, a partir de aquí, tomar decisiones. Se ha de actuar con firmeza".

El titular de Interior, sin embargo, ha justificado la respuesta de los Mossos."Ayer se encapsuló a los fascistas, pero hubo unos antifascistas radicales que quisieron romper los cordones. Y la policía tuvo que actuar y proteger a unas personas que, independientemente de lo que piensen, se estaban manifestando", ha precisado Buch. "En Terrassa, la policía tuvo que emplear la fuerza porque estaban siendo atacados con contenedores en llamas", ha agregado.

Réplica de la CUP

Lluc Salellas, concejal de la CUP y miembro de la Plataforma Antifascista de Girona, ha manifestado en Catalunya Ràdio. "Pedimos al Ayuntamiento de Girona y al 'conseller' Buch que no permitiesen las convocatorias fascistas. Nos respondieron que no podían hacer nada", ha declarado Salellas, que no ha dudado en criticar la violencia empleada por los Mossos: "Hay múltiples fracturas. Hemos contabilizado 42 heridos.Si esto es proporcionado, no me gustaría saber qué sería desproporcionado para ellos".