Ir a contenido

ACTO EN HUELVA

Casado evita respaldar a Cospedal tras la difusión de los audios de Villarejo

El líder del PP asegura que el partido "no tiene nada que ocultar o temer" sobre las grabaciones

El dirigente conservador afirma que "cualquier conducta no ejemplar" tendrá absoluto rechazo

Julia Camacho

 Casado, durante el acto de precampaña de las andaluzas en Huelva, este jueves. / EFE VÍDEO

El presidente del PP, Pablo Casado, se ha referido este jueves por vez primera a las polémicas grabaciones entre la exsecretaria general del partido Dolores de Cospedal y el excomisario de Policía José Manuel Villarejo, defendiendo que la exdiputada, con la que ha tenido la oportunidad de hablar en las últimas horas, "ha dado explicaciones desde el primer momento y no ha mentido, cosa que no pueden decir otros que también se reunieron" con el expolicía. No obstante, ha evitado respaldar explícitamente a Cospedal y ha avisado de que cualquier conducta no ejemplar en el partido contará con su "absoluto rechazo".

En un acto en Huelva, donde continúa haciendo precampaña para las elecciones andaluzas del próximo 2 de diciembre, se ha mostrado "tranquilo" por algo ocurrido, ha insistido, hace 10 años.  "Desde la dirección nacional del PP no hay nada que ocultar o temer" sobre alguna revelación que se pueda hacer, "pero no estoy seguro de que otros partidos o líderes políticos puedan decir lo mismo", ha asegurado.

El dirigente conservador ha recordado, además, que este entramado "pseudo policial" se creó bajo un gobierno del PSOE y que fue un gobierno del PP el que acabó con él. "Lo que haya ocurrido entre medias lo rechazo categóricamente y me comprometo a que no vuelva a suceder cuando sea presidente del Gobierno", ha señalado, evitando hacer un apoyo expreso a la exministra. Así, ha señalado que su único compromiso es con los afiliados que le hicieron presidente del partido, y a los que prometió "ejemplaridad, claridad y rendición de cuentas". "Cualquier conducta que se aleje de estos tres preceptos contará con mi total rechazo", ha dicho, marcando las líneas rojas para el futuro.

Rectificación "vergonzosa" del Vaticano

El líder del PP ha vuelto a reprochar que el Gobierno esté supeditado a las peticiones de sus socios independentistas, lamentando que ponga en duda al poder judicial al cuestionar que los líderes políticos catalanes encarcelados hayan cometido delito de rebelión. "La Fiscalía dice que hay criterios objetivos", ha dicho, "pero ahora el Gobierno lanza el mensaje de que la Abogacía del Estado podría no pedirlo" y que no está de acuerdo con la instrucción. "Es gravísimo, y lo hace por mandato de sus socios", ha valorado el presidente de los populares, haciendo hincapié en que "si se manda desde los barrotes de la cárcel o si las políticas las dictan los independentistas, uno no tiene legitimidad para seguir gobernando".

Casado también se ha referido a la rectificación "vergonzosa" que el Vaticano ha realizado sobre la inhumación de los restos del dictador Francisco Francodesmintiendo que apoye su traslado a la Catedral de la Almudena. "Es el colmo", ha asegurado, recordando que no es la primera rectificación que recibe el ejecutivo socialista de Pedro Sánchezcomo ya pasó con Bruselas y la propuesta de Presupuestos. El líder del PP ha insistido en que su formación está más centrada en lo que ocurra en los "próximos 50 años que en lo ocurrido hace 50 años", recordando que "se votó la Constitución para cerrar heridas" entre posiciones discrepantes.

"La democracia parlamentaria fue una conquista para no repetir errores del pasado e ir todos de la mano", resumió, instando al Gobierno a ser "más valiente con los dictadores vivos y no preocuparse de los muertos". En este punto, Casado ha vuelto a reiterar su petición a Sánchez para que se una al Grupo de Lima, donde ya están Chile, Argentina, Colombia, Canadá, Francia o Alemania, para llevar a Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional. "Es lamentable que España no esté", ha dicho, reprochando la próxima visita del presidente del Ejecutivo a Cuba "a visitar a un dictador" o su postura con Nicaragua. "Que se ocupe de ello y deje de reescribir la historia".

Presentación de candidatos

Casado ha aprovechado el fin de semana para presentar a los candidatos al Parlamento andaluz por Huelva, y el fichaje de Juan José Cortes, padre de la niña Mariluz, asesinada hace una década por un pederasta que en el momento en que mató a la pequeña debía estar cumpliendo condena. Impulsor de la pena de prisión permanente revisable, Cortés se afiliará al PP, según explicó Casado, un anuncio que llega justo la misma semana en la que se ha conocido que otro de los padre coraje andaluces que siempre han estado en la órbita de los populares haría campaña para Vox. Asimismo, ha arremetido contra Ciudadanos para presentarse como única alternativa al PSOE andaluz, recordando que tras las elecciones generales del 2015 la formación de Albert Rivera suscribió un pacto con PSOE al que invitaron a sumarse a Podemos. Una operación a la que ha comparado la reciente decisión del partido naranja de desbloquear la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado.

Por su parte, Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente del PP andaluz, ha rechazado la información que asegura que los populares maniobraron en los últimos días para apartar al cabeza de lista de Cs en Málaga, Javier Imbroda, ex seleccionador nacional de baloncesto y hermano del candidato popular en Melilla Juan José Imbroda, al que habrían querido fichar para sus propias filas. Moreno Bonilla ha asegurado que nunca se han dirigido a él con fines electoralistas y el único contacto personal con Imbroda fue en un reciente acto institucional, durante el entierro de un bombero fallecido en las riadas de Málaga. Así, aseveró que "nadie de la dirección regional" le ha contactado "para pedirle nada". Una maniobra que el líder de Cs Andalucía, Juan Marin, calificó de "Inmoral" y demuestra que el PP "está al borde de un ataque de nervios". "Han perdido el norte y nunca les ha importado el sur", ha zanjado.