Ir a contenido

REACCIÓN

El Azobispado de Madrid niega contactos con el Gobierno para evitar el entierro de Franco en La Almudena

Insiste en que la decisión sobre la inhumación corresponde al Ejecutivo central y a la familia del dictador

Europa Press

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en una imagen de archivo.

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en una imagen de archivo. / JUAN MANUEL PRATS

El Arzobispado de Madrid asegura que no se ha producido ningún contacto con el Gobierno en la relación a la inhumación de Franco y la voluntad de la familia de enterrarlo en la cripta de la Catedral de La Almudena cuando sus restos son exhumados del Valle de los Caídos.

Así lo han señalado este martes 30 de noviembre fuentes de estas diócesis a Europa Press, al tiempo que insisten en que la exhumación y el posterior entierro de los restos del dictador es una decisión que corresponde resolver al Gobierno y a la familia, no a la Iglesia.

Sin entrar en el contenido de las conversaciones que pudieron mantener este lunes la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, el Arzobispado insiste en que dará "cristiana sepultura" a los restos de Franco allí donde se decida enterrarlo.

Reunión

En un comunicado tras la reunión en la Santa Sede, Vicepresidencia del Gobierno ha asegurado que ambos coincidían en la necesidad de "buscar una solución" y mantener el "diálogo" sobre la inhumación de los restos del dictador Francisco Franco, al tiempo que ha asegurado que la Iglesia no se opondría a la exhumación de los restos del Valle de los Caídos.

Además, el Ejecutivo español ha agradecido a la Santa Sede la comunicación "cordial y fluida" que se está manteniendo con el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y con el presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Ricardo Blázquez.

Hasta ahora, Osoro se ha limitado ha manifestar públicamente que la Iglesia no puede oponerse al entierro de los restos de Franco en la cripta de la Almudena, porque la Iglesia "acoge a todas las personas". "No tenemos inconveniente en acoger a nadie. La Iglesia ha sabido acoger siempre a todas las personas", subrayó en su momento.