Ir a contenido

UN AÑO DESPUÉS DEL 27-O

Casado atribuye al PP el fracaso de la DUI y la "herencia" del 155

"Aznar acabó con el plan Ibarretxe y Rajoy, con el plan Puigdemont", presume el líder de los populares

Julia Camacho

El líder del PP, Pablo Casado, y el jefe del grupo popular europeo, Manfred Weber

El líder del PP, Pablo Casado, y el jefe del grupo popular europeo, Manfred Weber / EFE / JOSÉ MANUEL VIDAL

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este sábado a Pedro Sánchez de ser un “presidente del Gobierno por control remoto”, reprochando que se mueva al dictado de los partidos que apoyaron la moción de censura. “Está a las órdenes de quienes sabemos que dan las órdenes”, ha lamentado en el día en que se cumple un año de la declaración unilateral de independencia y cuando el Gobierno afirma que ya no hay delito de rebelión en Catalunya. Y tras reclamar de nuevo la aplicación del artículo 155 de la Constitución “en toda su extensión”, ha retado al jefe del Ejecutivo a que “se deje de malabarismos” y en vez de romper relaciones con el PP, lo haga con los partidos independentistas. “Ha roto con la Constitución. Que rompa con Puigdemont, Torra y Otegi. O se está con la Constitución o con los nacionalistas; o se está con el Rey o se está con Puigdemont”, ha zanjado.

Casado ha inaugurado en Sevilla la reunión interparlamentaria del PP, donde han reivindicado que el Gobierno de Mariano Rajoy actuara “como tenía que hacer” y pusiera en marcha el artículo 155 de la Carta Magna. “Hay partidos que no quieren oír hablar de su pasado”, ha dicho, mientras que “nosotros queremos reivindicar nuestra herencia: José María Aznar acabó con el Plan Ibarretxe y Mariano Rajoy con el de Carles Puigdemont”.

Así, aseguró que “hoy podemos decir que el PP evitó que Catalunya pudiera acabar siendo independiente”, para elogiar a continuación a su antecesor en el cargo, quien no estaba invitado al cónclave popular pero un día antes participó en la inauguración de un hotel a escasos metros del espacio elegido por el PP para su reunión. “La audacia, la fortaleza y la firmeza de un gobierno encabezado por Rajoy destituyó al Govern de la Generalitat y puso orden de una vez por todas”, dijo, lamentando que nadie salvo ellos haya hablado de ese aniversario.

Ataques a PSOE y Cs

En este punto, el presidente del PP responsabilizó a Cs y al PSOE por haber provocado una aplicación menor del artículo 155, en alusión a que fue “corto e instrumental para convocar elecciones” porque así lo reclamó la formación de Albert Rivera y no afectó a la televisión autonómica, la educación o los Mossos d’Esquadra porque el PSOE lo pidió.

Por eso, frente a las llamadas del Gobierno al “apaciguamiento” o los intentos de “interferir en el poder judicial”, Casado aseguró que si reclaman la aplicación del 155 “en toda su extensión” es porque “tenemos la legitimidad de haberlo intentado y ver que paramos el golpe”, y porque con el cambio de Gobierno en la Moncloa “la manipulación y la propaganda han vuelto”. “¿Qué más tiene que pasar en Catalunya para que se aplique otra vez la ley?”, se preguntó.

Casado también tuvo referencias para la próxima campaña andaluza, dejando claro que “aquella que perdió frente a Sánchez (Susana Díaz) difícilmente puede ahora proteger a Andalucía de Sánchez”, e instando a acabar “con la corrupción que está desangrando esta tierra”.

Así, el líder del PP puso de manifiesto que pese a los intentos del PSOE de que la campaña autonómica transcurra en clave netamente andaluza, el conflicto soberanista catalán marca la agenda. Para Casado, votar a los socialistas andaluces es votar también a los independentistas. “¿Sabéis quién va en la papeleta de Susana Díaz? Sánchez, Iglesias, Torra y Otegi”, interpeló a los diputados.