Aznar y el golpe de Estado "cotidiano"

El expresidente escenifica la gran conexión con Casado en la presentación de su libro

José María Aznar y Pablo Casado (a la derecha) se preparan para la presentación del libro, este martes en la Funfación Rafael del Pino de Madrid.

José María Aznar y Pablo Casado (a la derecha) se preparan para la presentación del libro, este martes en la Funfación Rafael del Pino de Madrid. / DAVID CASTRO

2
Se lee en minutos
Pilar Santos

José María Aznar Pablo Casado escenificaron este martes por la tarde en una tribuna pública su buena conexión. La excusa fue la presentación del nuevo libro del expresidente, "El futuro es hoy" (Editorial Península, de Planeta). Ambos se cruzaron piropos. Se conocen bien. Casado fue jefe de gabinete cuando el antiguo inquilino de la Moncloa dejó ese cargo y se dedicó a dar conferencias en el extranjero. "He preguntado cuántas vueltas al mundo hemos dado juntos y me han dicho que más de 20", reveló Aznar. Según el exjefe del Ejecutivo, el presidente del PP es "la gran esperanza" de España y "encarna perfectamente bien" la "continuidad histórica" que necesita el partido. Según Casado, su padrino político "siempre va a ser una referencia ideológica absolutamente imprescindible" y logró lo que él va a intentar ahora (después de la pésima etapa de Mariano Rajoy, le faltó decir): "Refundar el centro-derecha".

Tras años de tensa relación con Rajoy, Aznar está rehabilitado y, aunque nunca dejó de concitar público, ahora todavía tiene más éxito entre los vip. En el auditorio estuvieron sentados figuras del aznarismo como los exministros Ángel Acebes, Jaime Mayor Oreja, Pío Cabanillas, Esperanza Aguirre y José María Michavila, y antiguas dirigentes clave como María San Gil (expresidenta del PP vasco) y Luisa Fernanda Rudi (expresidenta del Congreso). El 'nuevo PP' falló a la cita, aunque la mayoría de ellos estaban votando en el Congreso en ese momento.

Un moderador dirigió la conversación entre los políticos ante un aforo que se quedó pequeño. Hubo minutos para la cuarta revolución industrial, los algoritmos y la "irresponsabilidad" personal a la que conduce "una parte del mundo tecnológico". Y también, por supuesto, para el independentismo. El expresidente avisó de que "no existen terrenos intermedios" cuando se habla de "la continuidad histórica de la nación española" y en ese contexto confesó que vive con tesión "la operación de diálogo con los golpistas", en referencia a la reunión de Pablo Iglesias (Podemos) con Oriol Junqueras (ERC) en la cárcel.

"Los golpistas condicionan el Gobierno de España"

José María Aznar

Expresidente del Gobierno

"Los golpistas no solo están en las instituciones sino que condicionan el Gobierno de España, donde el golpe de Estado continúa produciéndose de manera cotidiana", aseguró. "Mientras no se resuelva es difícil que el país encuentre una solución de futuro", subrayó.

En la charla ni uno ni otro reclamaron la aplicación del 155 y Aznar señaló la Constitución como única herramienta para solucionar el desafío soberanista.

Noticias relacionadas

La "reconstitución" del PP

Tampoco salieron en la conversación la formación de ultraderecha Vox ni Ciudadanos, dos partidos con los que el PP comparte el espacio del centro y hasta el extremo (derecho), pero el miedo a la fragmentación del voto estaba en el ambiente. Aznar señaló que Casado debe liderar "la reconstitución del PP", una tarea que, en su opinión, solo está "al alcance de grandes líderes". "¡Ojalá tenga éxito!", dijo. El acto acabó con una anécdota del exjefe del Ejecutivo. Contó que un día el Papa Juan Pablo II le cogió del brazo y le preguntó: "¿Cuándo va a ganar?". "La cuestión clave que tiene que responder Pablo es: ¿cuándo vas a ganar?". "Por el bien de España, muy pronto", respondió Casado.