Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

El Gobierno recurre la reapertura de las 'embajadas' de la Generalitat

Exteriores aduce que el Ejecutivo catalán no ha cumplido los trámites legales preceptivos

Maragall reactiva este jueves la delegación en Londres tras hacer lo propio con la de Berlín

El Periódico

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borell

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borell / EFE / MIGUEL RAJMIL

El Ministerio de Asuntos Exteriores, a través de la Abogacía del Estado, ha interpuesto este martes un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) contra el decreto que establecía las delegaciones de la Generalitat en el Reino Unido e Irlanda, Alemania, EEUU, Italia, Suiza y Francia.

La interposición del recurso ha estado motivada por el incumplimiento por parte del Govern de la obligación de comunicación previa y emisión de informes para la apertura de estas delegaciones, ya que el Ejecutivo de Quim Torra comunicó a Exteriores la creación de esas delegaciones con solo 24 horas de antelación a la adopción del decreto de creación, lo que hacía imposible emitir los informes previos.

El ministerio que dirige Josep Borrell no cuestiona la facultad de la Generalitat de establecer delegaciones en el exterior para el ejercicio, dentro del ámbito de sus competencias, de actividades con relevancia exterior, pero señala que la creación de las mismas debe ajustarse a lo establecido por la ley de la acción y del servicio exterior del Estado.

Falta de comunicación previa

En este sentido, Exteriores hace alusión en el recurso a la obligación establecida en el artículo 12 de dicha norma de que las comunidades autónomas de informar al Gobierno central del establecimiento de oficinas para su promoción exterior con carácter previo a su apertura.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación informará la propuesta, de acuerdo con las directrices, fines y objetivos de la Política Exterior, la Estrategia de Acción Exterior y, en particular, con el principio de unidad de acción en el exterior", señala.

Además, desde el departamento de Borrell se subraya que en los contactos mantenidos con la Conselleria d'Acció Exterior, que dirige Ernest Maragall, se explicó que en realidad no se estaba abriendo ninguna nueva delegación, sino que simplemente se reabrían las que el Gobierno central había clausurado en virtud de las medidas acordadas al amparo del artículo 155 de la Constitución.

Trámites no cumplidos

Sin embargo, según Exteriores, en los procesos de creación de delegaciones después de la entrada en vigor de la ley tampoco se cumplieron los trámites legales, por lo que el anterior Gobierno de Mariano Rajoy interpuso los correspondientes recursos, que fueron archivados por el TSJC al considerar que se había perdido el objeto del recurso cuando dichas delegaciones fueron suprimidas.

El pasado julio, la Generalitat restituyó a los delegados en Reino UnidoAlemaniaItalia y Suiza y convocó en agosto los concursos para nombrar los directores de las delegaciones en Francia y Estados Unidos. Con tales medidas, según Exteriores, queda clara la voluntad de no cumplir con lo establecido en la mencionada normativa y de hacer caso omiso a las reiteradas advertencias al respecto.

Finalmente, el ministerio ha lamentado "tener que presentar recursos ante la jurisdicción contencioso administrativa" porque la Generalitat "no se le deja otra opción para preservar el mandato legal". Asimismo, ha aclarado que la presentación de este recurso "no afectará en modo alguno" a las delegaciones que la Generalitat mantiene como oficinas comerciales (Acció), ni a las oficinas turísticas o las culturales, creadas de conformidad con el procedimiento legal vigente.