OPERACIÓN ALQUERIA

Ferraz veta que el investigado Jorge Rodríguez vuelva a ser candidato a la alcaldía de Ontinyent

Envía una carta en la que alega que los estatutos federales se lo impiden por estar suspendido de militancia

El PSPV se mostraba permisivo y su entorno califica de "inhumana" la decisión y dice que se presentará por libre

Jorge Rodríguez, tras quedar en libertad con cargos.

Jorge Rodríguez, tras quedar en libertad con cargos. / MIGUEL LORENZO

Se lee en minutos

Nacho Herrero

La dirección federal del PSOE ha vetado la opción de que Jorge Rodríguez, expresidente de la Diputación de Valencia que está investigado en el marco de la 'Operación Alquería' y que fue detenido el pasado mes de junio, repita en las próximas elecciones municipales como candidato a la alcaldía de Ontinyent, cargo que aún ocupa.

En una misiva a los secretarios de organización de la Vall d'Albaida, la comarca de Ontinyent, y de esta agrupación local, Ferraz asegura que la suspensión de militancia que pesa sobre él deja sin efectos sus derechos como militante y que los estatutos recalcan que serán elegibles en los procesos de primarias los afiliados que tengan pleno uso de sus derechos.

La carta contradice la interpretación que había hecho el PSPV. Ximo Puig, president de la Generalitat y secretario general de los socialistas valencianos, había afirmado que Rodríguez tenía capacidad de presentarse pues aún no se había decretado la apertura de juicio oral.

Este martes al mediodía acababa el plazo para que se presentase un candidato alternativo a Rodríguez y al no existir, estaba previsto que el PSPV ratificara la candidatura de Rodriguez en las próximas horas.

Fuentes cercanas a Rodríguez aseguraron a EL PERIÓDICO que la decisión es "inhumana" pues "condena" a Rodríguez sin que se haya levantado ni si quiera el secreto de sumario y que ha generado "dolor y rabia". Además, dan por hecho que si no hay rectificación el actual alcalde se presentará por libre y auguran una "debacle" del PSPV en Ontinyent y en la comarca que le puede costar la Diputación.

Tras pasar una noche en el calabozo a finales de junio tras ser detenido junto con su núcleo duro de colaboradores y ser puesto en libertad con cargos, Rodríguez fue suspendido de militancia y renunció a la presidencia de la corporación provincial. También lo hizo temporalmente a la vara de mando municipal pero unas semanas después la recuperó alegando que los hechos por los que está investigado no tienen que ver con su gestión como alcalde.

Hace unos días, tras aprobar el PSPV su reglamento y calendario de primeras, el entorno de Rodríguez confirmó su intención de volver a encabezar una lista que tuvo mayoría absoluta en las anteriores elecciones y que fue clave para que los socialistas valencianos conquistaran la Diputación.

Te puede interesar

El hecho de que el caso esté aun bajo secreto de sumario y que no se conozcan los hechos de los que se le acusan y el tirón electoral de Rodríguez hicieron que la dirección del PSPV no mostrara una oposición pública a esta candidatura.

De hecho Puig dio por hecho el pasado lunes que Rodríguez podía presentarse que sería la agrupación la que decidiera. Eso sí, el secretario general de los socialistas valencianos recalcó que "si hay un problema ético, al margen de lo que digan los jueces, se tomarán decisiones".