Ir a contenido

Tras declarar ante el juez

Willy Toledo sale en libertad

Al salir del juzgado decenas de espontáneos lo han recibido al grito de "me cago en Dios" y con fuertes aplausos

El Periódico

El actor Willy Toledo, en libertad provisional sin fianza. / SANTI DONAIRE (EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El actor Willy Toledo ha salido en libertad este jueves tras prestar declaración en el juzgado de instrucción número 11 de Madrid por un presunto delito de ofensa a los sentimientos religiosos. Al salir, decenas de espontáneos lo han recibido al grito de "me cago en Dios" y con fuertes aplausos.

El actor estuvo dentro de los juzgados durante más de diez minutos. No ha declarado y ha remitido  un escrito en el que asegura que su comportamiento no es un delito. A la salida, se ha producido un pequeño altercado con alguien en el interior del propio recinto, donde se ha podido ver al actor gritando a alguien: "Usted tendría que desaparecer de la faz de la Tierra", según 'El Confidencial'.

Una vez en la calle, Toledo ha declarado a los medios que acatará "cualquier resolución que diga el juez", pero también considera que es fundamental que haya un debate sobre si hay que mantener los cinco artículos del código penal sobre sentimientos religiosos: "Ahora mismo, se están criminalizando los sentimientos". 

La noche en comisaría

Toledo, que ha pasado la noche en la comisaría, fue arrestado este miércoles por la tarde por orden del juez, porque no había dado las dos citaciones judiciales anteriores. El actor ya anunció que no pensaba ir voluntariamente a declarar y que esperaría pacíficamente los agentes en el madrileño Teatro del Barrio. Finalmente, fue arrestado por la policía a las tres la tarde en los alrededores de su domicilio, como confirmó ayer el propio actor vía Twitter.

La Asociación Española de Abogados Cristianos denunció ante la Fiscalía unos comentarios difundidos por Willy Toledo a través de Facebook en julio del 2017, que a juicio de esta organización vejaban los sentimientos religiosos.

En dichos comentarios el actor tildaba de "energúmena" a una jueza de Sevilla que decidió abrir juicio oral a tres mujeres acusadas de un presunto delito contra los sentimientos religiosos, por llevar a cabo una procesión con una gran vagina, que llamaron "la procesión del coño insumiso".

"Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso", dijo entonces el actor en su perfil de Facebook.