Ir a contenido

ACTOS INSTITUCIONALES DEL ONZE DE SETEMBRE

Diada Park

La sucesión de eventos independentistas convierte el Born cada 11 de septiembre en un parque temático

Xabi Barrena

Diada y manifestaciones: ¿cuándo empezó todo? / ZML

El 10 y el 11 de septiembre el Born se convierte, cada año, en Diada Park, el parque temático del independentismo. No cabe darle más vueltas, a no ser que sea para publicitarlo como es debido y atraer algún turista, que ya se sabe que esa zona de la ciudad flojea. Una sugerencia de recorrido a los ‘tour operators’ podría empezar a media tarde del día 10 en el Fossar de les Moreres. Ahí, el Govern en pleno y capitaneado por el ‘president’ Quim Torra ha hecho una ofrenda floral en homenaje a los caídos en el sitio del 1714. Lejos quedan los días en que el ‘president’ ni se acercaba por esos lares en esas fechas por entender que era un nido de radicales. Baste decir que Jordi Pujol solo acudió una noche cuando ya había dejado el cargo.

► Diada 2018 en directo

Tras la ofrenda, el respetable, no muy numeroso, pero persistente, ha empezado a  gritar “unidad, unidad”. A lo que otro sector ha respondido con un cacofónico “libertad, libertad”. Los ‘consellers’ de ERC se han apuntado rápidamente al segundo grito que, finalmente, se ha impuesto.

El segundo punto del parque temático podría ser el Born Centre Cultural donde, a las siete, los Mossos ensayaban la izada de la ‘senyera’ que, con todos los honores realizarían un par de horas después, no fuera que se encasquillara en esos delicados momentos. De ahí a las puertas del Parlament, a la espera de que el grupo ‘Obeses’ Diera inicio a los actos oficiales de la Diada. Fuera aun de programa cabe reseñar la pitada a Miquel Iceta y Eva Granados a su salida del Parlament. Los gritos de ‘vendidos’ son seguramente solo un aperitivo de lo que tendrán que soportar el martes en su ofrenda floral a Rafael Casanova.

En el programa, tras ‘Obeses’, se fijó el inicio de la marcha con farolillos que transportan la luz del Canigó, una tradición que tiene que ver con el inicio del solsticio de estío y las hogueras de Sant Joan, pero que, bueno, al parecer, lo mismo vale para un roto que para un descosido.

Farolillos vs Antorchas

Cierto es que la imagen del chambelán con levita transportando el farolillo dos pasos por delante de los presidentes Torra y Roger Torrent (tras sostenerla estos unos instantes) cabe aun pulirla, pero en cualquier caso es siempre mejor que una imagen con antorchas que pueda remitir a películas como ‘Frankenstein’, ‘La Bella y la Bestia’. Por hablar solo de películas y no de regímenes  de infausto recuerdo.

El paseo con el farollilo se detuvo ante el centro cultural del Born justo cuando a 30 metros de distancia, por la calle del Rec, circulaba una procesión, esta sí, como cada año, con antorchas. Una contraprogramación al acto oficial solo superada por la del mensaje televisivo del propio ‘president’ que obligó a demorar unos minutos la izada, impecablemente ejecutada, de la 'senyera' del Born.