Ir a contenido

EL SUMARIO DE LOS ATENTADOS DE CATALUNYA

Los terroristas tomaron vodka y cerveza para poder cometer el atentado en Cambrils

Los mossos creen que lo hicieron para "desinhibirse" y atacar

También rezaron y se pusieron trozos de una camisa roja al cuello para salir a matar

Luis Rendueles

La botella de vodka, entre otros restos dejados por los terroristas.

La botella de vodka, entre otros restos dejados por los terroristas. / El Periódico

Su compañero Younes Abouyaaqoub había cometido la matanza de La Rambla en Barcelona el pasado 17 de agosto cuando otros cinco terroristas decidieron seguir matando. Se reunieron en una masía abandonada de Riudecanyes (Tarragona). Además de quemar sus pasaportes y documentación personal, tomaron una botella de vodka Smirnoff  "totalmente consumida"  y "cantidad" de latas de cerveza.

El informe de los mossos d’Esquadra que consta en el sumario de los atentados recoge que posiblemente ingirieron de forma rápida toda esa cantidad de alcohol para "desinhibirse de la realidad y poder llevar a cabo dicha acción", en alusión al ataque en el paseo marítimo de Cambrils que cometerían la noche del 18 de agosto y en el que mataron a una persona e hirieron a seis más. Los cinco terroristas fueron luego abatidos por los mossos.

Antes de acudir a Cambrils, y además de beber alcohol y tomar varias latas de un refresco energético, los cinco terroristas (Mohamed y Omar Hichamy; Said Aalla, Moussa Oukabir y Houssaine Abouyaaqoub) se armaron con cuchillos y un hacha que compraron en establecimientos cercanos. También fabricaron falsos cinturones explosivos.  Entre los restos, los mossos encontraron en el viejo restaurante abandonado, situado a 14 kilómetros de Cambrils, un ticket de un parquin de París, con fecha 12 de agosto, la primera pista obtenida del viaje que varios de los autores de los atentados hicieron a Francia.

Una alfombra para rezar

En aquella pira funeraria, los terroristas quemaron también documentos personales, como un carné de conducir y el parte de atención en el servicio de urgencias que atendió a uno de ellos en el mes de abril de 2017, una tarjeta sanitaria, recibos de compras y la documentación del coche Audi A3 que utilizaron para irrumpir en el paseo marítimo de Cambrils.

La alfombra usada por los terroristas en la masía abandonada. / EL PERIODICO

Los cinco terroristas dejaron también en la masía una alfombra marrón con cenefa de colores. El informe de los mossos incorporado al sumario de los atentados apunta que la alfombra "escenificaría el ritual que los atacantes debieron llevar a cabo en el restaurante abandonado… Muy probablemente, llevaron a cabo rezos anteriores a preparar el atentado como forma de concentración".

Se colgaron trozos de una camisa roja al cuello para atacar / EL PERIODICO

En ese rito religioso, los cinco integrantes de la célula terrorista dejaron también tres fragmentos de una camisa roja Tommy Hilfiger, tijeras y cinta adhesiva. Varios de los atacantes de Cambrils llevaban como pañuelo, "retales de esta prenda", por lo que los mossos creen que pudieron cortarla y colgársela al cuello antes de salir a matar por "algún tipo de ritual o superstición de su propia religión". [Así murió el terrorista del atentado en Las Ramblas].