Ir a contenido

TRAS EL VARAPALO AL DÉFICIT

Albert Rivera y Pablo Casado creen que el Gobierno agoniza

El líder de Cs insta a Pedro Sánchez a convocar elecciones y el presidente del PP le pide que reflexione sobre "la inestabilidad a la que somete a los españoles"

"Vamos a persistir; vamos a continuar", asegura la ministra portavoz Celaá, que tiene "esperanzas fundadas y factibles de poder mantener el rumbo"

Juan José Fernández

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el pleno celebrado este viernes 27 en el Congreso. 

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el pleno celebrado este viernes 27 en el Congreso.  / Juan Carlos Hidalgo

Tanto Ciudadanos como el PP han querido este viernes magnificar la derrota parlamentaria del Gobierno retratándolo con trazos oscuros, arrinconado y sin fuerzas, en situación poco menos que terminal.

El Ejecutivo está "agonizando", ha dicho en el Congreso el presidente de Cs, Albert Rivera, tras el serio varapalo parlamentario que ha cosechado la propuesta de senda de déficit de la Moncloa, el corazón de la acción expansiva de Gobierno que planea para el 2019 y el 2020. Por eso, el líder del partido naranja ha exigido al presidente Pedro Sánchez que "asuma su debilidad" y permita a España "ir a las urnas cuanto antes".

Para Rivera, el de Sánchez es un Ejecutivo "frágil, débil, sin votos, sin mayoría, sin proyecto, sin futuro e incapaz de reconocer que tiene que convocar elecciones". Tras insistir en la necesidad de "un Gobierno fuerte" que "no dependa de los separatistas y los populistas", el líder de Cs ha apostado por que habrá comicios en otoño.

Casado insta a reflexionar

Quizá para el caso de que no los haya, el nuevo presidente del PPPablo Casado, se ha mostrado algo más cauto en los pasillos del Congreso, emplazando a Sánchez y al PSOE a "hacer una reflexión de hasta qué punto va a someter a los españoles a una inestabilidad con repercusiones en la economía y en la creación de empleo".

Casado no ha pronunciado la palabra "elecciones", pero ha apuntado hacia las urnas al considerar al Gobierno incapaz de sacar adelante asuntos "tan relevantes" y de "tanta dimensión internacional" como el techo de gasto. "Una cosa era una moción de censura contra un partido que le saca 50 escaños", ha dicho, "y otra muy distinta es intentar gobernar".

La Moncloa no se rinde

El Ejecutivo ha querido adelantarse a los efectos de la propia votación adversa en la Cámara baja y a los de las declaraciones de Rivera y Casado con la ministra portavoz, Isabel Celaá, asegurando con rotundidad que la Moncloa no se rinde: "Este Gobierno está trabajando por el bienestar de los españoles. Vamos a persistir; vamos a continuar".

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá ha sostenido que el Ejecutivo no admite que esté en "ninguna situación de debilidad" y que acabar la legislatura es "su voluntad y vocación". Por eso, en el Gabinete "nadie piensa en elecciones adelantadas", ha asegurado.

No se trata tanto de una resistencia numantina como de la conservación en el equipo de Sánchez de "esperanzas fundadas y factibles de poder continuar manteniendo el rumbo". Ese rumbo, ha explicado Celáa, es la agenda social del Ejecutivo, que el PSOE considera irrenunciable. Atacarla dejando caer la propuesta de senda de déficit ha sido para la ministra "incomprensible, ilógico y muy doloroso".

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.