Ir a contenido

LITIGIO JUDICIAL

Societat Civil Catalana gana una batalla legal a la UAB

La justicia considera que la universidad discrimimó a las juventudes de la asociación al negarles su inscripción al directorio de colectivos

El Periódico

Acto de Societat Civil Catalana en la UAB, en diciembre del 2016

Acto de Societat Civil Catalana en la UAB, en diciembre del 2016 / NURIA PUENTES

El juzgado Contencioso-Administrativo número 7 de Barcelona ha obligado a la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) a inscribir a la Agrupación de Jóvenes de Societat Civil Catalana de la UAB (Joves SCC-UAB) en el directorio de colectivos de esta universidad.

Según una sentencia del pasado 17 de julio, que ratifica la medida cautelar adoptada por el mismo juzgado el pasado 7 de abril de este año, la UAB ha vulnerado con la exclusión de la entidad del directorio cuatro derechos fundamentales de los estudiantes de Jóvenes de Societat Civil Catalana.

En la sentencia, la magistrada de Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 7 de Barcelona, Maria Isabel López Montañez, estima que la exclusión de Joves SCC-UAB del directorio de colectivos de la Universidad vulnera los derechos fundamentales de no discriminación por razón de opinión (artículo 14), de libertad ideológica (artículo 16), de libertad de expresión (artículo 20.1.a) y del derecho a la educación (artículo 27).

Además, la sentencia condena a la UAB al pago de las costas procesales, que fija en 600 euros.

Resolución del 1 de marzo

El pasado 15 de marzo varios miembros de Joves SCC-UAB presentaron un recurso por vulneración de derechos fundamentales contra la decisión de la UAB de negarles su inscripción en el directorio de colectivos del Campus de Bellaterra.

Joves SCC-UAB había solicitado su inclusión en el directorio en octubre de 2017 y la rectora de la UAB, Margarita Arboix, denegó su inclusión por resolución de 1 de marzo de 2018.

La razón fundamental en la que se basó la no incorporación del colectivo es que, a juicio de la rectora, existían evidencias que ponían de manifiesto una acción continuada de Joves SCC-UAB que perjudicaba la imagen de la UAB y de sus órganos de gobierno, y que los estudiantes faltaban a la verdad e incumplían el deber que tienen como universitarios de respetar la institución donde cursan sus estudios.

Pensamientos penalizados

Por su parte, el recurso de Joves SCC-UAB alegaba que con su exclusión del directorio se penalizaban sus pronunciamientos públicos, críticos con la actuación de la universidad, en relación con la ausencia de condenas expresas por parte del rectorado de la UAB de las agresiones que, según estos jóvenes, habían sufrido reiteradamente por parte de grupos de radicales que defienden la independencia.

En un comunicado, Joves SCC-UAB ha denunciado que esta sentencia "evidencia un hecho de extraordinaria gravedad, sin precedentes en las universidades españolas: la persecución ideológica que sufren los estudiantes constitucionalistas en la universidad catalana" y los "graves déficits democráticos que existen en Catalunya".

La entidad ha anunciado que hará llegar el contenido de esta sentencia y una petición de entrevista al presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), al Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, a la Conselleria d'Empresa i Coneixement, al Defensor del Pueblo y al Síndic de Greuges.

0 Comentarios
cargando