Ir a contenido

Posible extradición a España

Marlaska no ve amenazas para que Puigdemont precise de escoltas en Alemania

El ministro asegura que "cualquier decisión tendrá que estar ajustada a la legalidad española, alemana y europea"

El Periódico / Agencias

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, atiende a los medios de comunicación tras el encuentro que ha mantenido hoy en Rabat con su homólogo marroquí. 

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, atiende a los medios de comunicación tras el encuentro que ha mantenido hoy en Rabat con su homólogo marroquí.  / JuanJo Martin

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha cuestionado este jueves que el 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont tenga razones para sentirse amenazado en Alemania o en cualquier otro país europeo y ha defendido que, en el caso de que se plantee por la Generalitat la posibilidad de enviar a escoltas de los Mossos d'Esquadra, la decisión se debe adoptar de acuerdo a la legalidad española, alemana y europea.

En declaraciones en Innsbruck (Austria), donde ha participado en la reunión informal del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior de la UE (JAI), Grande-Marlaska ha comentado que se ha enterado por la prensa de la consulta que querría hacerle la Consejería de Interior de Catalunya para enviar a Alemania a varios escoltas de los mossos a fin de proteger a Puigdemont.

"Cualquier decisión que se tome tendrá que estar ajustada a la legalidad española, alemana y europea", ha defendido Grande-Marlaska. Al ser cuestionado si Puigdemont tiene motivos para sentirse amenazado ha contestado que la Unión Europea es un espacio de justicia, seguridad y libertad y que ningún ciudadano europeo debe sentirse amenazado.

Poco después de estas palabras, la Audiencia territorial de Schleswig-Holstein ha comunicado que autoriza la entrega del 'expresident' catalán y líder independentista durante el 'procés' por malversación de fondos públicos, aunque rechazando el cargo de rebelión que le imputa el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

La extradición sólo se hará efectiva si lo aprueba la Fiscalía General alemana. El tribunal además ha resuelto que Puigdemont, que reside actualmente en Alemania, siga en libertad. El 'expresident' fue detenido el 25 de marzo en un área de servicio del norte de Alemania en virtud de una orden de arresto europea emitida dos días antes por el Tribunal Supremo español.

Según publica 'La Vanguardia', la Consejería de Interior que dirige Miquel Buch trabaja con la opción de que sean policías de la Generalitat los que se encarguen de la seguridad de Puigdemont, dentro de las prerrogativas de las que dispone como 'expresident' de la Generalitat.