Ir a contenido

descarta una lista con la exvicepresidenta

Casado critica a Santamaría por la 'operación diálogo': "La prueba más evidente es que Rajoy lanzó el 155"

Admite que el equipo de Cospedal está "colaborando" con el suyo y pide aparcar el debate sobre ser mujer o joven

La exvicepresidenta quiere hablar con su rival "largo y tendido"

El Periódico / Agencias

Pablo Casado, este domingo en un acto con militantes en Fuengirola (Málaga).

Pablo Casado, este domingo en un acto con militantes en Fuengirola (Málaga). / EFE / CARLOS DÍAZ

El candidato a presidir el PP, Pablo Casado, ha descartado definitivamente este jueves integrarse en una lista unitaria antes del congreso de los días 20 y 21 de julio que elegirá al sucesor de Mariano Rajoy y ha subrayado que él "sí" ha "dado la cara" por el PP estos últimos años. Además, ha recalcado que no tiene "mochila", en alusión a gestiones lideradas por Soraya Sáenz de Santamaría como la llamada 'operación diálogo' en Catalunya que, a su juicio, "no salió bien".

En una entrevista en Antena 3, Casado ha recordado que esta operación fue pilotada por Santamaría. Según ha dicho, "la prueba más evidente es que el presidente Rajoy decidió lanzar el 155".

Tras subrayar que con esta crítica no está "enmendando" la gestión de Rajoy, ha afirmado que "hay ciertas experiencias" que prefiere no tener. "Yo hay ciertas experiencias que prefiero no tener, prefiero no tener mochila, porque creo que la operación diálogo no salió bien. y ciertas coordinaciones que estaban en sus competencias no salieron bien", ha proclamado. 

Además, ha afirmado que para liderar el PP hay que estar "orgulloso de lo que ha hecho el partido" y habérselo "currado", "no en una campaña, sino durante muchos años", visitando sedes y llevando "las siglas con orgullo" porque, en caso contrario, "parece que tu candidatura simplemente es un ejercicio de mantener el poder". En este punto, ha subrayado que él ha dado la cara por el PP como portavoz "en las peores circunstancias", cuando se perdían elecciones o cuando iban a manifestaciones en las que les increpaban. Según ha reiterado, "difícilmente puede liderar un partido alguien que reniegue de su pasado".

"Yo sí he dado la cara por un partido que aspiro a presidir. Quien quiera presidirlo sin haber estado orgulloso de él, a lo mejor es que no le importa el partido sino el ejercicio del poder", ha enfatizado el diputado abulense y exportavoz 'popular'.

Además, Casado ha recalcado que ahora no están en una campaña para presidir el Gobierno sino el PP. "De poco vale a quien presentamos a la Presidencia del Gobierno si el partido no está fuerte y no es reconocible. Nadie gana por su nombre, gana por unas siglas", ha aseverado. Al ser preguntado expresamente si es posible una candidatura de integración antes del cónclave, ha afirmado rotundo que "no va a haberla" y lo ha descartado "al cien por cien". "Es que antes de la votación no debe haberla. He aprendido de Rajoy, aguanto lo que me echen", ha afirmado, para agregar que no se pueden cambiar las normas "a mitad de partido".

Último intento de Santamaría

Soraya Sáenz de Santamaría ha afirmado que quiere mantener una reunión con Pablo Casado para hablar "largo y tendido" sobre la petición que -ha dicho- le hacen los compromisarios para que al Congreso se presente una sola lista de integración. 

También ha señalado que ha hablado con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y aunque no ha querido revelar el contenido de la conversación, sí ha apuntado que está satisfecha del resultado de la misma y del tono en el que se desarrolló.

"No me voy a cansar de pedirlo hasta el final. Tengo fama de negociar hasta el último momento y voy a intentarlo", ha aseverado Sáenz de Santamaría.