Ir a contenido

REFORMA CONSTITUCIONAL

El Gobierno advierte que no puede abordar solo la "necesaria" reforma constitucional

Batet pide "lealtad y servicio de Estado" al PP para acabar con la crisis catalana

El Periódico / Agencias

La ministra de Administración Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

La ministra de Administración Territorial y Función Pública, Meritxell Batet. / JOAN CORTADELLAS

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha advertido de que el Gobierno no puede sacar adelante solo una "necesaria" reforma de la Constitución, y ha apelado al resto de fuerzas políticas a alcanzar un consenso "de llegada y no de partida" que responda a los retos del Estado.

Según ha explicado la ministra en la conferencia 'Constitución y modelo territorial', organizada por la Asociación de Periodistas Parlamentarios en un campus de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, algunos de estos retos "pendientes" son la reforma del Senado como cámara territorial, la fijación de los principios un sistema de financiación en el marco constitucional, o la solución a la crisis territorial e institucional que sufre el Estado.

"Todo el Gobierno va a trabajar para dar respuestas inmediatas para garantizar aquellos servicios que en estos momentos están en manos de las comunidades autónomas", ha dicho en referencia a la reforma del sistema de financiación autonómica, aunque ha reiterado que en esta Legislatura solo se darán mejoras concretas a ciertas comunidades "perjudicadas" y no se abordará la reforma general porque será una Legislatura "muy corta", aunque se agote.

El Congreso, punto de partida

No obstante, para llevar a cabo una reforma constitucional ha defendido que debe existir un consenso como el que se dio en 1978, por lo que ha llamado al resto de partidos políticos a asistir a la Comisión de Evaluación y Modernización del Modelo Territorial del Congreso, que se creó durante esta Legislatura a petición del PSOE cuando aún gobernaba el PP.

"Una manera de empezar a caminar es participar activamente en esa Comisión", ha defendido, y ha insistido en que no depende del Gobierno que sea en esta Legislatura en la que comience a desarrollarse la reforma de la Constitución.

"La reforma exige consenso. Pongámonos de acuerdo en qué es lo que razonablemente podríamos reformar y acotemos qué es lo que queremos reformar", ha dicho Batet, antes de apuntar que ella cree que ese consenso en torno a que debe reformarse la Constitución existe entre expertos, periodistas y partidos políticos, sobre los que ha apuntado que "todos" han llevado la modificación de la Carta Magna en algún programa electoral.

Batet ha señalado que se lleva "treinta años" hablando de la posibilidad de reformar aspectos de la Constitución, pero ha aseverado que ninguna formación política tuvo "voluntad" para ello porque "implica riesgo". Sin embargo, ha avisado de que "la no reforma" y el "inmovislismo" son "otro riesgo". "Si una parte de la población deja de reconocer la Constitución, esta sufre", ha indicado.

En este sentido, ha afirmado que la petición de respeto a la identidad política propia "implica también la exigencia de respeto a la ajena". "El modelo territorial es una pieza esencial de lo que los socialistas alemanes llamaron la función integradora de la Constitución", ha agregado, y ha augurado que solo tendrá éxito una reforma constitucional que todos los partidos puedan "asumir como propia". "La reforma necesita un consenso de llegada, no de partida", ha insistido, y ha agradecido que "gracias a quienes construyeron" el consenso del 78 no se parte "de cero".

En cuanto al posible apoyo que suscita entre la ciudadanía una reforma de la Constitución, Batet ha recordado que en 2012, cuando el CIS preguntaba por esta cuestión, un 58% de los ciudadanos respondió que sería "bueno" modificarla. La ministra ha reconocido que aun así es un porcentaje "heterogéneo", pero ha señalado que ella procede de una comunidad -Catalunya- que en estos momentos está "más fragmentada" que el resto, y ha apelado al "esfuerzo" de los políticos para "converger esa heterogeneidad".

Una país donde todos se sientan reconocidos

Preguntada por el debate de la plurinacionalidad, Batet ha reiterado la importancia de que "todos los ciudadanos se sientan reconocidos", así como que se reconozca también que en España hay "distintas sensibilidades, lenguas y culturas", aunque ha apuntado que el encaje en la Constitución deberá realizarse "a través de un acuerdo".

Por último, ha pedido al PP demostrar el "sentido de Estado" que, según ella, mantuvo el PSOE en la oposición ante la "crisis institucional que esta viviendo España", y le ha exigido "lealtad" al Gobierno de Pedro Sánchez. "No podemos cambiar las posiciones dependiendo de si gobernamos o estamos en la oposición", ha concluido.

0 Comentarios
cargando