Ir a contenido

MEMORIA HISTÓRICA

El Gobierno se compromete a cumplir el acuerdo para sacar a Franco del Valle de los Caídos

La decisión se aborda siete años después de que un comité de expertos propusiera convertir el mausoleo en un centro de memoria

Los socialistas no consideran que el traslado sea "urgente" y creen que la iniciativa se debe tomar sin "estridencias" ni "precipitaciones"

Patricia Martín / Juan Ruiz Sierra

El Valle de los Caídos.

El Valle de los Caídos. / AP / FRANCISCO SECO

La vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha garantizado este lunes que el Gobierno cumplirá con la proposición no de ley aprobada por el pleno del Congreso en mayo de 2017 para dar un nuevo impulso de la Ley de Memoria Histórica y exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos. "Daremos cumplimiento a lo que el Congreso ya decidió que se hiciera", ha afirmado. El Ejecutivo estudiará la propuesta socialista y las de otros grupos sobre asunto, después del veto del equipo de Rajoy, que estimaba que aumentaba el crédito presupuestario en más de 200 millones de euros. Antes de las palabras de Calvo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, había subrayado antes que el trabaja por la "reconciliación" y por "dar otra orientación" a aquellos monumentos que "dividen". Pero los socialistas no creen que el asunto sea "urgente". 

Siete años después de que un comité de expertos nombrado por José Luis Rodríguez Zapatero propusiera sacar a Franco del Valle de los Caídos para convertir el mausoleo en un centro de memoria, la Ejecutiva del PSOE ha retomado aquella iniciativa que nunca vio la luz porque llegó el PP la guardó bajo siete llaves. Ya en la oposición, los socialistas defendieron en varias ocasiones su propuesta y presentaron una reforma de la ley de memoria histórica que incluía el traslado del dictador y otras iniciativas.

Con la llegada al poder, los socialistas tienen al menos dos vías para promover las proposiciones de ley registradas en el Congreso esta legislatura. Que el grupo parlamentario continúe con su tramitación en las Cortes, como sucedió la semana pasada con la iniciativa destinada a aumentar la formación de los jueces en materia de igualdad, o que sea el Gobierno el que asuma la iniciativa, la estudie y presente el anteproyecto de ley oportuno. Esta vía es más lenta, entre otros motivos porque implica que los órganos consultivos presenten los informes preceptivos. No obstante, en un tema tan controvertido como el que afecta a la memoria histórica, el PSOE se decanta por esta segunda vía, que podría acelerarse si se opta por el real decreto.

Apoyos en el Congreso

Sea una u otra la vía elegida, si el Ejecutivo impulsa al máximo el proceso y no surgen nuevos inconvenientes, el traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos podrían acometerse antes de un año, por tanto antes de una posible convocatoria electoral, dado que el Congreso aprobó por 198 votos a favor y 140 abstenciones una de las iniciativas socialistas en este sentido. Podemos apoya la propuesta y la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, señaló este domingo que está "abierta a sentarse" con el Ejecutivo para "consensuar una solución" sobre el mausoleo franquista, ya que "hay que pasar de una etapa de confrontación a una de reconciliación".

En cualquier caso, los socialistas quieren enfriar la sensación de que los restos del dictador estarán fuera del Valle de los Caídos en un corto plazo de tiempo. De hecho, la ejecutiva del partido ni siquiera ha abordado a fondo este tema, en contra de lo que había anunciado el secretario de Justicia y Nuevos Derechos, Andrés Perelló. "Este es un asunto clave, para el PSOE y el Gobierno, que va a tratar de cumplir con la ley de memoria histórica. El Valle debe ser un lugar de reconciliación, no de exaltación de una dictadura condenada por la historia. El Gobierno está estudiando las iniciativas presentadas por los grupos parlamentarios, el PSOE y el resto, para activarlas en el plazo más breve posible", ha dicho tras la reunión de la cúpula del PSOE el portavoz del partido, Óscar Puente. ¿Es urgente?, le han preguntado al dirigente socialista. "No. Lo que creemos es que es el momento, pero sin urgencias ni precipitaciones. La decisión está bastante clara", ha contestado sobre los restos de Franco, que tendrá prioridad respecto a otras materias relacionadas con la memoria histórica.  

Para el PP, con esta decisión, los socialistas de volver a la "confrontación" de la etapa de Zapatero. En sus años de Gobierno, Mariano Rajoy dejó sin presupuesto la ley de memoria histórica, incluidas las partidas destinadas a exhumar las fosas, y vetó el pasado marzo la reforma del PSOE, precisamente con el argumento de que suponía un aumento de gasto.

Coto a la Fundación Francisco Franco

Ahora Sánchez tiene en sus manos tomar la histórica decisión de devolver los restos del dictador a su familia, para tratar así de reinventar el mayor monumento franquista y convertirlo en un espacio que invite a la reconciliación. Los tribunales han permitido además que se inicien los trabajos preliminares para exhumar a combatientes de uno y otro bando, que fueron llevados allí sin su consentimiento. Por otro lado, los socialistas quieren que la apertura de cualquier fosa corra a cargo del Estado, que se anulen los juicios franquistas, se prohíba la apología del franquismo y se modifique la ley de asociaciones con el fin de dejar a la fundación Francisco Franco fuera de juego.

En este contexto, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha reformado su departamento con el fin impulsar "la recuperación de la memoria histórica".