Ir a contenido

PRIMER CONSEJO DE MINISTROS

Pedro Sánchez aborda con su Gabinete la hoja de ruta a seguir en Catalunya

Las prioridades son una cita con Torra antes de verano y revisar los recursos a leyes del Parlament

El Gobierno comenzará a perfilar proyectos sociales urgentes, como la ley de igualdad salarial

Gemma Robles Juan Ruiz Sierra

El Rey Felipe VI, el presidente, Pedro Sánchez, y el resto del Gobierno tras prometer sus cargos en el Palacio de la Zarzuela, este jueves. 

El Rey Felipe VI, el presidente, Pedro Sánchez, y el resto del Gobierno tras prometer sus cargos en el Palacio de la Zarzuela, este jueves.  / J J Guillen

Llega la primera reunión del Consejo de Ministras y Ministros de la ‘era Sánchez’. El modo a abordar la crisis con Catalunya y los primeros gestos en materia territorial, las medidas sociales más urgentes que se han de adoptar y los mensajes de estabilidad económica que se pretenden lanzar de inmediato a las autoridades europeas estarán sobre la mesa que Pedro Sánchez compartirá con su gabinete. Los mismos que este jueves prometieron su cargo ante el jefe del Estado y que, horas después, protagonizaron actos de intercambio de carteras con los ministros populares salientes.

Uno de los objetivos de la cita del recién estrenado Ejecutivo será comenzar a perfilar la hoja de ruta a seguir con el Govern. Desde La Moncloa se apunta a la recuperación de foros de diálogo bilateral ahora durmientes, el estudio de las leyes sociales catalanas recurridas en el Constitucional donde el Gobierno central podría dar marcha atrás y la preparación de una cita con el 'president', Quim Torra, "antes del verano". Las mismas fuentes son conscientes de que los independentistas esperan algún guiño relevante como el fin de la intervención de las cuentas catalanas o la derogación del decreto que facilita el cambio rápido de residencia de una empresa. Pero de momento, estas demandas no tienen respuesta.

En el debate de la moción de censura, el ya jefe del Ejecutivo sugirió que podrían recuperarse algunos de los puntos del Estatut pendientes de decisión o desarrollo tras la sentencia del Tribunal Constitucional, aunque ese asunto necesitará además negociación en el Congreso y se antoja más complejo. Asimismo, es previsible que se recupere el documento con más de 40 demandas que en su día presentó el 'expresident' Carles Puigdemont a Mariano Rajoy y que abordaba asuntos de todo tipo. La idea de los socialistas es abordar las peticiones de ese documento que puedan ser extensibles a otras autonomías, buscando el consenso.

A todos los ministerios

Es previsible que este viernes la titular de Política Territorial, Meritxell Batet, exponga algún informe de situación. Y se espera, según fuentes gubernamentales, que sea el propio Sánchez el que aproveche la ocasión para marcar los ejes de la que pretende que sea su política con la Administración catalana y que su discurso sea absorbido por todos los ministerios que pueden verse afectados. Sin excepción.

Entre las prioridades del presidente está la ya mencionada reunión con Torra (y otra similar, también en breve, con Iñigo Urkullu), que irá acompañado de contactos de Sánchez con otros presidentes autonómicos, además de la ronda oficial de llamadas, a modo de primer contacto, que la ministra Batet hará en las próximas horas. Se sopesa también la convocatoria a medio plazo de una Conferencia de Presidentes.

La agenda social

Junto a la crisis territorial, las iniciativas sociales, especialmente las que atañen a la igualdad, son el otro gran reto del Gobierno. El Consejo de Ministros empezará a estudiar algunas de las propuestas a las que se ha comprometido Sánchez en este campo, como una ley de igualdad salarial, que incluirá sanciones a las empresas que paguen menos a mujeres que a hombres, y otra de igualdad de acceso al empleo.

La primera medida que los socialistas defenderán en el Congreso tras alcanzar el Gobierno es significativa: una proposición para formar a los jueces en igualdad, según explicó la nueva portavoz, Adriana Lastra, que sustituye a Margarita Robles, ahora ministra de Defensa. El PSOE registró esta iniciativa días antes de la polémica sentencia sobre 'La Manada'. Por el momento, tiene el apoyo de Podemos, pese a que su líder, Pablo Iglesias, se revolvió este jueves contra Sánchez. El mandato del nuevo presidente, auguró Iglesias, "probablemente va a ser un calvario".

Sobre la mesa del gabinete también están los más de 60 vetos que Rajoy presentó a las leyes de la entonces oposición con el argumento de que implicaban cambios presupuestarios. Aquí se incluyen iniciativas como la supresión de tasas judiciales, la subida de pensiones y la universalización de la asistencia sanitaria. Sánchez quiere reactivarlas.

0 Comentarios
cargando