Ir a contenido

OFENSIVA CONTRA LAS MAFIAS

La 'ley antiocupaciones' marcha camino del BOE tras ser ratificada por el Senado

El PP, C's, PNV y PDECat votan juntos una reforma que rechaza el partido del nuevo presidente del Gobierno

La modificacion legal, que entrará en vigor hacia finales de mes, afecta solo a las viviendas sociales y de particulares

Manuel Vilaseró

Pancartas contra los narcopisos.

Pancartas contra los narcopisos. / CARLOS MONTAÑÉS

En medio del cataclismo político causado por la caída del Gobierno de Rajoy la maquinaria parlamentaria mantiene el pulso. La ‘ley antiocupaciones’ aprobada el pasado abril por el Congreso ya marcha camino del BOE y entrará en vigor hacia finales de mes después que el Senado lo haya ratificado este miércoles con los votos 157 votos favorables del PP, C’s, PNV y PDECat  y los 97 en contra del PSOE, Podemos y ERC.

La derecha parlamentaria ha votado unida en una reforma rechazada por el partido del nuevo presidente del Gobierno. Un recordatorio de lo que difícil que le será a Pedro Sánchez no solo tramitar sus propias iniciativas sino también parar las que el PP acuerde con otros aliados circunstanciales.

Pero más allá de esta lectura política, lo relevante es que veinte días despues de su publicación en el BOE entrará en vigor una modificación de la ley de Enjuicimiento Civil cuyo propósito es acabar con el calvario judicial al que se ven sometidas las personas que ven su casa ocupada. El litigio para echar a los intrusos puede durar hasta dos años que ahora quedarán reducidos a un máximo de dos meses.

Este desalojo exprés solo será aplicable a viviendas propiedad de propietarios que sean personas físicas o si se trata de pisos sociales cuyos titulares sean oenegés o administraciones. Los fondos buitres, bancos, inmobiliarias y otros grandes tenedores quedan excluidos. En el caso de que las familias ocupantes estén en situación de vulnerabilidad se establece la cautela de informar a los servicios sociales del municipio correspondiente. 

Miles de casos

La iniciativa se originó en una proposición de ley presentada por la diputada del PDECat Lourdes Ciuró que se aprobó en el Congreso con el apoyo de los conservadores, el partido naranja y el PNV. Inicialmente también el PSOE y ERC le dieron el visto bueno pero, después de que Podemos lo rechazara, también votaron negativamente. En el Senado, el PP dispone de mayoría absoluta y no necesitaba de ningún apoyo más pero la reforma nunca hubiera llegado a la Cámara Alta sin la 'cuádruple alianza'. 

"La pregunta que nos hacemos es si una persona que durante su vida laboral, durante 35 años ha estado ahorrando para comprar una vivienda, que pude destinar al alquiler, sufre una ocupación ilegal, debe esperar dos años a que se le restituya", ha esgrimido el senador de la formación exconvergente Joan Bagué, antes de argumentar de que "no nos podemos quedar con los brazos cruzados".

El peneuvista Jokin Bildarratz ha mostrado su pasmo. "No entiendo que esto no se apruebe por unanimidad ¿A ustedes no les ha parado gente por la calle que se ha quedado sin casa durante años? Hay miles de casos", ha advertido. También han salido a colación los narcopisos, una parte de los cuales podrían desalojarse rápido gracias  a la reforma, y las mafias, que en otras ocasiones 'venden' el piso a familias necesitadas tras asaltarlo o cobran 'un peaje revolucionario' para entregarlo.  

Los argumentos de la izquierda

Ante la contudencia de los argumentos a favor del proyecto, el frente del rechazo ha optado por diversas estrategias. Los republicanos se han mostrado de acuerdo con el contenido de la reforma pero creen que no puede aprobarse sin que vaya acompañada de una política integral que garantice el derecho a una vivienda digna. "Estamos enviado un mensaje equivocado a la sociedad si aprobamos desahucios exprés cuando el gran problema es que los jóvenes no encuentran donde vivir porque los precios del alquiler se han puesto por las nubes", ha dicho Miquel Ángel Estradé.

Podemos, el grupo vinculado a las plataformas contra los desahucios que ha arrastrado en esta votación al resto de la izquierda ha considerado que la reforma es lisa y llanamente "ilegal" al vulnerar la tutela judicial efectiva. "Estudiaremos la posibilidad de presentar un recurso ane el Tribunal Constitucional (TC), ha anunciado María Garrido.

Entre dos aguas, la socialista Fuensanta Lima, también ha elogiado el proyecto de ley pero lo ha juzgado insuficiente al "no tratar integralmente el problema de la vivienda y no garantizar de manera suficiente el realojo de la familias vulnerables que resulten afectadas. 

Y salió el chalet de los Iglesias-Montero

El debate estaba discurriendo dentro de la cortesía parlamentaria hasta que le tocó el turno a consevador Mario Arias Navia. El senador del PP por Asturias arremetió contra un Gobierno "formado con los enemigos de España" que espera "no arrase con todo lo construido hasta ahora", sin percatarse que el PDECat que apoyó a Pedro Sánchez es el mismo que promovió el proyecto de ley que estaba defendiendo desde el atril.

No satisfecho con esto también cargó con otro aliado en la 'ley antiocupaciones'. A Ciudadanos le reprochó ser "cooperador necesario" de la vuelta de quienes "hundieron a España".

¿Si esto dedicó a quienes votaban con el PP, que no diría del frente del rechazo? ¿A qué lo adivinan? Mostró una foto del chalet de los Iglesias-Montero y preguntó si "esta es la política de vivienda de Podemos". "Vayan con cuidado. Sus dirigentes pueden encontrarse con esta situación en sus seis pisos", añadió. Nadie se enojó. Ya se sabe. Ahora el PP va a ir a saco. 

Un mecanismo judicial simplificado

Cuando entre vigor la nueva normativa, si alguien sufre la ocupación ilegal de su vivienda podrá acudir a un mecanismo judicial simplificado. Bastará con solicitar a un juzgado de lo civil “la inmediata recuperación de la plena posesión” del piso. El juez notificará a los ocupantes que disponen de un plazo de cinco días para mostrarle al juez su título de propiedad. Si no lo hacen, el tribunal “ordenará mediante auto la inmediata entrega de la posesión de la vivienda al demandante”. Contra la decisión “no cabrá recurso alguno y se llevará a efecto contra cualquiera de los ocupantes que se encontraren en ese momento en la vivienda”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.