Ir a contenido

PRIMERA ENTREVISTA

Quim Torra: "Deberíamos haber mantenido la DUI"

El recién investido 'president' considera que el 10 de octubre no se tendría que haber suspendido la independencia, sino defenderla y que nadie se marchase del país

Laura Puig

El nuevo president se reunirá en Berlín con Carles Puigdemont antes de formar Govern.

El recién investido 'president', Quim Torra, ha considerado este martes que el pasado 10 de octubre, cuando Carles Puigdemont declaró la independencia pero 56 segundos más tarde la dejó en suspenso, debería de haberse sostenido el pulso. Es decir, "proclamar la independencia y defenderla" y que ningún dirigente político -en alusión al propio Puigdemont y a los 'exconsellers' Toni Comín, Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Lluís Puig- se marchase del país, según ha explicado en una entrevista en Catalunya Ràdio. "Se perdió una gran oportunidad", ha lamentado.

Ha admitido que se arrepiente de que no se hubiera mantenido la declaración unilateral de independencia (DUI) y ha considerado que quizás las fuerzas independentistas no fueron suficientemente explícitas sobre los esfuerzos que debían realizarse para sostener la ruptura con el Estado español. "Tenemos que encontrar otra manera, otra ventana de oportunidades. Si continamos firmes, esto irá bien. Tenemos que ganar", ha añadido.

"Si vamos a hacer república, vamos a hacer república, con todas sus consecuencias. Yo obedeceré al Parlament de Catalunya. Lo que a mí me importa es lo que considere el Parlament y el pueblo de Catalunya (no el Tribunal Constitucional", ha abundado el nuevo 'president', dando pistas de lo que será la nueva legislatura.

Restituir a los cesados

Igual que en el Parlament, Torra ha insistido en que tiene intención de restituir a todos los cargos públicos cesados en aplicación del artículo 155 de la Constitución, incluidos los 'exconsellers' que se encuentran en prisión preventiva o huidos de la justicia, directores generales o el exmayor de los Mossos Josep Lluís Trapero.

En el capítulo de restituciones, ha incluido (también lo hizo ayer en el Parlament) las delegaciones de la Generalitat en el exterior clausuradas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Igualmente tiene intención de impulsar el consell de la república o también llamado "espacio libre de Bruselas/Berlín", cuya labor fundamental será la de continuar con la internacionalización del 'procés', y la asamblea de electos, una propuesta de la CUP que Torra ha juzgado interesante aunque ha admitido que todavía tiene que estudiarse cuál será su función. En ambos casos, ha evitado avanzar si contarán con dotación presupuestaria.

Entre sus próximos cometidos, Torra ha explicado que este martes viaja a Berlín para reunirse con "el 'president' legítimo", Carles Puigdemont, con quien coordinará la "estrategia republicana". "Cada uno tiene su lugar asignado", ha explicado, y ha garantizado que las decisiones del Govern las tomará él, aunque las consultará, "y mucho", con Puigdemont.