Ir a contenido

VOTACIÓN EN CERVERA

La CUP no dividirá el sentido del voto de sus diputados para investir a Torra

Los 'cupaires' se reúnen este domingo en consejo político extraordinario a petición de tres territoriales que se decantan por el 'no'

Júlia Regué

La CUP no dividirá el sentido del voto de sus diputados para investir a Torra

EFE / SUSANNA SAEZ

El anuncio de un nuevo candidato a la investidura no tenía por qué cambiar el sentido del voto de la CUP a cualquier postulante que no fuera el expresidente Carles Puigdemont. Los anticapitalistas sometieron a votación de la militancia si sus cuatro diputados debían apoyar o rechazar a Jordi Sànchez y, meses más tarde, a Jordi Turull. Ahora es el turno de Quim Torra.

Pese a haber dejado claro que no tienen por qué debatir de nuevo sus votos, tres territoriales (Baix Llobregat, Barcelonès y Tarragona) han forzado una reunión extraordinaria en forma de consejo político que se celebrará este domingo en Cervera (Lleida), aprovechando la asamblea nacional estratégica que ha convocado el partido.

Y es todas ellas no están de acuerdo en mantener la anunciada abstención a un candidato que no sea Puigdemont y se decantan por el 'no'. Argumentan que JxCat y ERC no han pactado un programa de gobierno con ellos y piden que se reconsidere su posicionamiento para que la CUP se pronuncie decididamente en contra del diputado posconvergente. 

Según ha podido saber EL PERIÓDICO, las opciones que deberán escoger las bases son dos: facilitar la investidura con cuatro votos o bloquearla con la unanimidad de sus diputados. Si se marca la primera, deberá especificarse cómo: con cuatro abstenciones o con cuatro votos a favor. Por lo tanto, no hay posibilidad de que puedan dividir el sentido de su voto. O todo o nada.

De votar 'no', Torra no sería investido ni en primera vuelta ni en segunda (en la que se necesita mayoría simple) porque JxCat ERC sumarían 66 votos, mientras que CsPPCPSC, 'comuns' y la CUP, 69.

¿Tercer veto?

El 5 de marzo declinaron al expresidente de la ANC porque veían en su candidatura una "sumisión total a la legalidad española", no tanto por su perfil, sino porque no era Puigdemont y no iba acompañado de "un programa de gobierno republicano". Retaron a las dos fuerzas independentistas a pedir el voto delegado de los dos huidos para prescindir de los 'cuperos'. 

Turull tampoco fue de su agrado. Aunque tenían en cuenta que su momento judicial (fue encarcelado tras la primera ronda del pleno de investidura) suponía seguir su alegato de "embate contra el Estado", lo rechazaron igualmente. Y fueron claros: mantendremos nuestras cuatro abstenciones a no ser que se invista a Puigdemont.