Ir a contenido

Manuel Valls: "'Roda el món i torna al Born'"

El exprimer ministro francés deja entrever que está cerca de aceptar la oferta de Ciutadans para ser alcaldable en Barcelona

Societat Civil Catalana le entrega el premio al Seny por su posicionamiento contra la independencia en un acto al que ha asistido la vicepresidenta Santamaría

Rafa Julve

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al exprimer ministro francés Manuel Valls, el día de Sant Jordi, en Barcelona.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, junto al exprimer ministro francés Manuel Valls, el día de Sant Jordi, en Barcelona. / FERRAN NADEU

La jugada es digna de ser explicada en un máster de marketing político. En estos momentos, Manuel Valls solo es posible candidato a ser candidato en las primarias en que Ciutadans elegirá candidato a la alcaldía de Barcelona, pero ya ha conseguido que los focos de la política municipal apunten hacia él cual si portara el anillo de Sauron. Decía Óscar Wilde que "solo hay una cosa peor que que hablen de ti, y es que no hablen de ti". También reza el manual que "lo importante es que hablen de ti aunque sea mal", y si es por eso el exprimer ministro francés ha cogido carrerilla aun sin confirmar a pies juntillas su participación en las elecciones locales de mayo del año que viene. Aunque cada vez esté más cerca, porque este lunes por la noche, tras recibir el premio al Seny de Societat Civil Catalana, lanzó un "'roda el món i torna al Born'" muy indicativo después de la "expectación" que, según él mismo, ha levantado en los últimos días.

Desde que el pasado viernes anunció que sopesa la oferta del partido naranja, Valls no ha dejado de recibir todo tipo de descalificaciones por parte de sus potenciales rivales. El exalcalde convergente Xavier Trias lo tildó el fin de semana de "facha" y la actual alcaldesa, Ada Colau, evitó este lunes emplear tan manido vocablo, pero poco le faltó. "Habría que ver algunas de sus posiciones, que efectivamente han sido polémicas, y podríamos llamarlas reaccionarias, concretamente con el tema de la inmigración", afirmó en La Sexta, para después rematar con que Valls poco sabrá de los barrios si hace muchos años que no vive en la ciudad. "No le he escuchado hablar nunca de Barcelona", remató.

También hay resquemor en el PSC con su excompañero de filas. "La alcaldía no puede ser un premio de consolación para carreras frustradas", se despachó Jaume Collboni, que expresó su temor a que la próxima contienda electoral bascule sobre la cuestión identitaria y no sobre los problemas de la ciudad. Porque es en ese terreno en el que se ha movido Valls en los últimos tiempos. Se ha manifestado con tanto énfasis contra la independencia que le ha valido para compartir el premio al Seny de Societat Civil con el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. Otro tanto de marketing político a favor del pre-pre-precandidato, que por la tarde se dio un baño de aplausos constitucionalistas en la Llotja de Mar. Incluidos los de Soraya Sáenz de Santamaría.

Rivera dribla la cuestión

La vicepresidencia del Gobierno central no hizo declaraciones a su llegada al acto, ni sobre la hipotética candidatura naranja del homenajeado ni sobre ninguna otra cuestión. Sí habló a la prensa antes de la ceremonia Albert Rivera, quien optó por driblar todas las preguntas sobre el posible fichaje de Valls al más puro estilo 'això avui no toca', alegando que la fiesta del día eran Sant Jordi y el premio de Societat Civil, que ya habrá tiempo de hablar de esta y de otras incorporaciones. Tampoco quedaba muy bien abordar el tema con la portavoz municipal de los naranjas, Carina Mejías, a pocos metros.

Las precauciones fueron tantas que Rivera, Valls e Inés Arrimadas evitaron las fotos juntos hasta que el acto estuvo a punto de empezar. Fue el cómico presidente de TabarniaAlbert Boadella, quien más minutos estuvo departiendo con el protagonista del día. Saludos también con Santamaría y con dirigentes del PSC antes de entrar en el discurso. Un discurso pronunciado íntegramente en catalán y en el que Valls se refirió a la ciudad de Barcelona con mucho más énfasis que en otras intervenciones.

"Es la ciudad donde he nacido, en Horta.  Barcelona es una marca única en el mundo. Barcelona es una de las capitales de Europa. Mi compromiso con Barcelona, Catalunya y España es un compromiso con Europa. He soñado en catalán y en francés. Soy del Barça. Soy culer", una retahíla de eslóganes sumados a otros hits como "el nacionalismo es la guerra" y "romper los estados nación es romper Europa" que redondeó con una crítica a quienes llaman "facha" a quien no es independentista. Y también con una sentencia que iba dirigida a Societat Civil y quién sabe si a alguien más: "Podéis contar conmigo".

0 Comentarios
cargando