Ir a contenido

CAMPAÑA

Rivera anuncia más fichajes como el de Manuel Valls

Ciudadanos se conjura para ganar al "muro azul y rojo" y poder gobernar

Sánchez avisa a Cs de que en política no se puede estar a los dos lados del balancín

El Periódico

La líder de Cs en Catalunya, Inés Arrimadas; el presidente del partido, Albert Rivera, y el secretario general, José Manuel Villegas.

La líder de Cs en Catalunya, Inés Arrimadas; el presidente del partido, Albert Rivera, y el secretario general, José Manuel Villegas. / EFE / MARISCAL

Con el bombazo del anuncio del posible fichaje del exprimer ministro francés Manuel Valls como 'alcaldable' de Barcelona aún caliente, el líder de Cs, Albert Rivera, pidió este sábado a los suyos comprensión para incorporar otros muchos "independientes" en las candidaturas de las autonómicas y municipales del 2019, próxima meta de los naranjas para conseguir gobiernos territoriales y de ahí, escalar hasta la Moncloa.

En el primer encuentro nacional de la formación, que reunió en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) a la Ejecutiva y a los 17 comités territoriales, Rivera argumentó que para cosechar los primeros puestos en los comicios se requiere "talento", ya que Ciudadanos no puede ser "un PSOE o un PP cualquiera", sino "una reformulación de lo que tienen tiene que ser los partidos del siglo XXI".

Para ello, el pilar de Ciudadanos, aseveró, debe seguir siendo la lucha contra la corrupción y la regeneración democrática, como punta de lanza y antítesis frente al bipartidismo. "Populares y socialistas –exclamó- están encantados de taparse mutuamente la corrupción durante décadas, y de que no se cambie ni una coma".

En este punto, insistió en que su formación política debe conjurarse para ganar al "inmovilismo" del "muro rojo y azul", que en su opinión bloquea las reformas naranjas, necesarias para España. Y si no hay cambios, avisó, los populistas y nacionalistas "tienen el caldo de cultivo para ganar las elecciones".

Cortafuegos contra la corrupción

Frente a ello, erigió a Ciudadanos, al que las encuestas otorgan como favorito en muchas plazas, como el "único cortafuegos" contra la corrupción, los grandes desafíos populistas de Europa y el bipartidismo.

La seguridad de Rivera fue contrarrestada por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien avisó a Cs de que "en política no se puede estar a los dos lados del balancín", en referencia a que el partido naranja prefiere que Cristina Cifuentes deje su puesto a alguien del PP que apoyar la moción de censura capitaneada por el socialista Ángel Gabilondo. En su opinión, lo que hace el partido naranja en la Comunidad de Madrid es lo mismo que hizo Pablo Iglesias en la legislatura fallida: "Otro favor al PP".

0 Comentarios
cargando